Hoy

segunda b

La calidad gana en Almendralejo

Willy se lamenta desde el suelo ante la presencia de un futbolista del Cartagena. :: J. M. Romero
Willy se lamenta desde el suelo ante la presencia de un futbolista del Cartagena. :: J. M. Romero
  • El Cartagena se impone al Extremadura gracias a su pegada y al alto nivel de sus jugadores

Los detalles suelen inclinar la balanza en la mayoría de los partidos en Segunda B. Un córner, una pérdida defensiva o un acierto en una jugada ensayada. Aun así, cuando un equipo es superior a otro, por bloque, por jugadores y por calidad, no hay detalles que valgan. Esta situación se dio ayer en el Francisco de la Hera. Por un lado el Extremadura, un equipo que hizo un buen partido, que tuvo ocasiones para marcar y que jugó de tú a tú contra el líder; y por otro lado el Cartagena, un conjunto que rebosa técnica, compuesto por jugadorazos y con un bloque espectacular que resolvió un partido igualado con cierta suficiencia. El equipo de Alberto Monteagudo no dio opción a que los detalles alterasen el electrónico.

El inicio de partido fue eléctrico, con ocasiones para los dos equipos. Este comienzo no reflejaba en el terreno de juego la diferencia en la tabla entre ambos equipos. Un encuentro de tú a tú, con un Extremadura extra motivado y con un Cartagena que intentaba sin acierto controlar el esférico en un terreno de juego blando, encharcado en algunas zonas y en el que era complicado circular con fluidez el balón. El conjunto azulgrana intentaba una y otra vez, de forma sistemática, hacer daño al Cartagena a través del juego directo con Willy, mientras que el equipo visitante apostaba su juego ofensivo a la calidad y velocidad por bandas, con un buen Sergio García en la primera mitad.

En una internada del extremo derecho visitante por banda llego el primer gol del Cartagena. Sergio García ganó línea de fondo, puso el balón atrás y, tras recoger un rechace de Saavedra, Rivero remachó a la red para poner a su equipo por delante y frenar el buen momento del Extremadura, que no le perdió la cara al encuentro. Pese al buen comienzo, los azulgranas dieron varias facilidades defensivas al Cartagena, que pudo ampliar su ventaja en un remate muy claro de Juanlu Hens desde dentro del área, pero el mediapunta del equipo murciano mandó a las nubes el esférico.

En ese momento, la afición entendió que los suyos necesitaban un empujón, por lo que comenzó a animar y a espolear a sus futbolistas, que se vinieron arriba con el apoyo de la grada y completaron los mejores minutos de la primera parte, aunque no obtuvieron premio alguno.

Tras el descanso, el Extremadura salió mucho mejor al verde, con un Cartagena contemplativo, y comenzó a asediar poco a poco la meta de Limones, que sostuvo a su equipo cuando más lo necesitaba. El clímax en el Francisco de la Hera llegó cerca del minuto 60 de partido con un tiro potente de Pierre, que repelió Limones con problemas. El público se vino arriba con esta ocasión. El Extremadura tenía el control del juego, las ocasiones en la segunda mitad y pisaba constantemente el campo de un Cartagena que se limitó a esperar un fallo o una ocasión en contragolpe. Y esta jugada llegó a 17 minutos del final. Fall -muy bien durante el partido- cometió un error en el mediocampo, perdió el esférico que cayó en los pies de Sergio García que se plantó solo ante Saavedra y finiquitó el partido con un tiro ajustado al palo.

Desde el segundo gol hasta el final, lo único reseñable del partido fue la despedida de Curro. El mediocentro azulgrana ha abandonado la disciplina azulgrana, y ayer jugó sus últimos minutos con la camiseta azulgrana -con la que consiguió la pasada campaña el ascenso a Segunda B- y fue ovacionado por la que ha sido su afición durante cinco campañas.