Hoy

El Villanovense, al asalto de Granada

  • Los serones llegan con el objetivo de volver a sumar lejos de casa, sin bajas y con las buenas sensaciones de la última victoria ante el Melilla

Villanueva de la Serena. En el Romero Cuerda o lejos de su estadio, el Villanovense empieza a sentirse como en casa en cualquier campo. El conjunto serón no es ahora mismo un huésped agradable al que invitar a casa. Seis partidos fuera, con sólo dos derrotas. Hoy, se enfrenta a un nuevo territorio por conquistar en la ciudad de la Alhambra.

La victoria ante el Melilla ha renovado las buenas sensaciones una semana más, esta vez el reto es el Granada B. «Un equipo que nos va a exigir mucho por su potencial físico, pues desde el minuto 1 al 90 mantiene ese ritmo de juego», apunta el técnico del Villanovense, Manolo Sanlúcar.

No llega en su mejor momento, aunque Sanlúcar cree que el nivel del filial nazarí no se corresponde a la posición que se ve en la tabla. Se trata, una temporada más, de un filial que acumula jugadores internacionales de varios países, de gran portento físico y calidad técnica.

«Desde la derrota en Marbella, cambió a jugar con tres centrales frente a Jaén, Sanluqueño y Extremadura», dice Sanlúcar dejando ver parte del análisis del rival, «un equipo muy difícil y con necesidad de sumar, que no creo que esté mucho tiempo en esa posición».

Para este partido, el técnico gaditano cuenta con todos los jugadores y ya ha avanzado que podría introducir algunos matices a nivel defensivo, «aunque no vamos a cambiar nuestra idea de juego, ya que tenemos que seguir incidiendo en lo que hacemos bien y trataremos de quitarles el balón, para contrarrestar su velocidad a la hora de atacar».

Por su parte, el técnico del filial rojiblanco, Lluís Planagumá, no ha escatimado en elogios para el Villanovense, del que dice «es el mejor equipo de la competición, el más organizado y el que más claro tiene el modelo de juego».

Para frenar eso, el entrenador nazarí pide a sus jugadores no cometer errores en defensa y más determinación y efectividad en ataque. «Además, tenemos que adaptarnos de una vez por todas a jugar en Armilla, que nos está costando demasiado», afirma Planagumá. Y es que, los granadinos llevan varias jornadas sin jugar en el Nuevo Los Cármenes.