Hoy

segunda b

Todo depende del propio Mérida

Los jugadores del Mérida agradecen a la afición su apoyo tras la victoria ante el Jaén. :: J. M. ROMERO
Los jugadores del Mérida agradecen a la afición su apoyo tras la victoria ante el Jaén. :: J. M. ROMERO
  • El Jumilla, sensación del grupo y segundo clasificado, visita esta noche el Romano, y sin embargo Eloy Jiménez cree que todo gravita en torno a su equipo

El domingo, seguro, escribiremos otra especie de interrogatorio. pero esta noche al Mérida le escruta el 'poli bueno'. Se sentará, bajo una luz diáfana y moderna, en una silla novísima, ante una mesa ovalada de cristal, con copazo y aperitivo, y le empezará a caer una pregunta tras otra:

-Usted en casa es un equipo más fiable, ¿verdad?

-Jugará más vertical y pisará mucha área contraria, ¿no?

-Saldrá mucho más concentrado e intenso de inicio, ¿a que sí?

-El rival y su estado de forma será lo de menos porque juega ante su afición, ¿eh?

No le apretará el agente porque en el Romano solo se ha dejado escapar cinco de quince puntos, y la imagen de las dos últimas citas calman la situación. Además, tras el revolcón del Romero Cuerda, a ver quién es el guapo que no sale a jugar más concentrado, intenso y vertical. «Sí, es cierto, en casa somos un equipo más fiable», conviene Eloy Jiménez, que rotará «algún que otro jugador de los que jugaron el sábado». Pero ay si la imagen del pasado sábado no cambiase, y pasasen los minutos, y se adelantase el Jumilla, ay. Del propio Mérida dependerá generar un ambiente agradable o regresar a lo que se vivió hace un mes tras perder ante el Cartagena. Del propio Mérida.

No importa que el rival sea el segundo clasificado, o la auténtica sensación de este primer tercio de campeonato, o que haya sumado doce de los últimos quince puntos en juego, o que venga con el morbo a cuesta de Pablo Morgado (sí, ya saben, el futbolista que rescindió el Mérida un día antes del cierre del mercado para fichar un delantero y que ahora es un fijo en el ataque del Jumilla). No importa nada más allá de lo que haga el Mérida, obligado a salir de donde está ya. Y donde escribimos 'ya', queremos decir 'hace tiempo'.

En serio, poco importa que el rival de esta noche sea un equipo «compacto, sólido, que está haciendo las cosas muy bien, con buenos registros, jugadores con oficio, velocidad arriba y calidad por banda», Eloy Jiménez dixit. Poco importa que haya ganado en el Romero Cuerda o al Murcia. Poco importa que sus dueños sean los chinos Lian Xiang y Hui Tang (periodista deportivo uno y experto en marketing otro que presentan uno de los programas de fútbol más populares en China), hayan insuflado las arcas de la entidad y el próximo domingo quieran que su partido ante el Lorca se juega en La Nueva Condomina y lo vean 300 millones de shanghaianos. Poco importa nada que no sea el Mérida. «Nuestro campo ha de ser un fortín y tenemos que ganar sí o sí. Si estamos a nuestro nivel y salimos como tenemos que salir.». Y sin bajas, oigan.