Hoy

SEGUNDA B

Eloy Jiménez no se conforma

Eloy Jiménez  no se conforma
  • A pesar de la imagen de su equipo en el derbi, el técnico emeritense insiste en que hay que seguir mejorando

«Sí, al grupo le hacía falta un partido así. pero tenemos que corregir cosas», soltó Eloy Jiménez en su primera respuesta del domingo tras el 5-1 al Extremadura. Hace diez años, Edge.org preguntó a cien intelectuales por sus ideas más peligrosas, y ninguna de ellas superó a la que denunció Isaiah Berlin: los horrores del siglo pasado fueron el resultado de creer que existe una sociedad perfecta a la vuelta de la esquina. Y no, resulta que es imposible tener todo lo que se desea plenamente y al mismo tiempo. Resulta imposible ganar 5-1 y hacer un partido perfecto. Y eso Eloy Jiménez lo sabe.

«Nosotros, por ejemplo, no podemos encajar este tipo de goles», se arrancó a enumerar el entrenador del Mérida. «Además, tuvimos muchas pérdidas en el medio del campo, sobre todo cuando salíamos jugando. Más: tenemos que tener más continuidad en el juego y mejorar en los movimientos a nivel defensivo lateral-central». Masticada la respuesta parece que el Mérida jugó regular y ganó por la mínima. Y no, goleó y el 85 por ciento del partido estuvo perfecto. Pero es cuando se completan este tipo de partidos cuando uno posee autoridad moral para señalar los errores de los suyos. Y en todo eso empezará a trabajar el cuerpo técnico a partir de mañana para preparar el segundo derbi consecutivo del curso.

No obstante, tanto el club como su entorno vivirán la semana más plácida de la temporada porque al equipo se le descubrieron claramente las mejorías. La más importante, sin duda, la de las llegadas: cinco goles y hasta seis ocasiones claras de gol más. «Yo le digo a mis jugadores que, para ganar partidos, hay que pisar área y zonas de finalización. Y que cuando estamos en fase ofensiva y llevamos el balón por banda, si no tenemos la fe en ir al remate y hacer gol, no vamos a hacer ocasiones. Y creo que tenemos jugadores como para saber que, cuando tenemos el balón, hay potencial en el remate».

También mejoró el equipo en la defensa de los centros laterales y a balón parado, «pero no hemos hecho nada, ¿eh? Seguimos estando abajo». Todo un mensaje para encarar el próximo derbi igual que el último.