Hoy

SEGUNDA B

El derbi deja tocado al Extremadura

Eloy Jiménez y Juan Velasco se saludan antes del partido entre Mérida y Extremadura. :: J.M. Romero
Eloy Jiménez y Juan Velasco se saludan antes del partido entre Mérida y Extremadura. :: J.M. Romero
  • Tras la derrota en el Romano se ha desencadenado una crisis institucional y deportiva en Almendralejo

La tormenta se ha desatado en el Extremadura tras la derrota en el derbi contra el Mérida. La lluvia comenzó con la destitución de Diego Merino, con la que gran parte de la afición azulgrana se mostró en desacuerdo. El aguacero continuó con la derrota en casa ante La Roda, visto lo visto sobre el verde del Francisco de la Hera. Y los truenos y rayos llegaron el domingo tras la derrota en el Estadio Romano. Una derrota que deja varias secuelas en el seno del club de Almendralejo. La primera en el ámbito deportivo, con un equipo mermado para el próximo partido por las expulsiones, y muy tocado anímicamente. La segunda institucional, con el presidente, Manuel Franganillo, meditando su futuro en el club. Y la tercera, en cuanto a la afición, ya que los seguidores que sufrieron la lluvia y la derrota en Mérida piden explicaciones y medidas en el equipo.

El presidente del Extremadura admite que necesita tiempo. Tiempo para pensar en su futuro en el club, de tomar aliento y decidir su futuro al frente del equipo de Almendralejo. El presidente no se siente valorado por parte de la afición, después de lo que ha hecho por el fútbol en la capital de Tierra de Barros, y por ello medita su continuidad al frente del club. Por lo tanto, Franganillo, que estará fuera de Almendralejo hasta el viernes, no realizará ninguna declaración durante estos días

Los jugadores, tras el mal partido en el Estadio Romano, también se han pronunciado sobre la situación actual del equipo, farolillo rojo del Grupo IV de Segunda B. A través de un comunicado publicado en el perfil de Twitter del capitán del Extremadura, Carlos Saavedra, los futbolistas azulgranas han pedido perdón por «la imagen mostrada en Mérida y los otros partidos». El comunicado también refleja que dicha imagen «no es digna» de la afición y el club almendralejense. «Lo sabemos y vamos a dar nuestro 200% para sacar esta situación adelante». Los jugadores, por lo tanto, son conscientes de que su partido en Mérida estuvo muy alejado de lo que esperaban los seguidores azulgranas, y esperan dar la vuelta a la situación. Este próximo sábado tienen la primera oportunidad, ante La Hoya Lorca en el Francisco de la Hera.

En la segunda parte del comunicado, los futbolistas del Extremadura muestran su total apoyo al presidente del club y al manager general azulgrana, Juan Marrero. «Gracias a ellos todos estamos jugando en este gran club». Por lo tanto, el sábado los jugadores tienen una nueva oportunidad para redimirse ante la afición y dar la primera victoria a Juan Velasco como entrenador del Extremadura.

El capitán del equipo, Carlos Saavedra, en declaraciones a Canal Extremadura, admitió que el club pasa por un mal momento, y que los futbolistas tienen que «espabilar ya». «No podemos permitir la imagen de ayer, se puede perder, pero no de la forma que hicimos», admite Saavedra, quien añade que los jugadores tienen parte de culpa en la situación: «La responsabilidad es nuestra».

El cancerbero azulgrana también señalo que Manuel Franganillo está «jodido», y que tienen que volver a la senda de la victoria ya, antes de que sea irreversible. «La situación es la que tenemos, deportivamente estamos mal», indica Saavedra, que espera que el plantel dé un paso adelante ante La Hoya Lorca y dé a la vez una nueva alegría a su afición.

Mientras tanto, Juan Velasco tendrá que trabajar esta semana a contracorriente, con la mala situación deportiva apretando, y con cuatro bajas de cara al próximo encuentro.