Hoy

Los antecedentes hablan mejor del Extremadura

El último derbi entre ambos equipos en el Romano y en Segunda B se remonta a la primera jornada del curso 2006-07. Entonces lo ganó el Extremadura por 0-1 con gol de Pedro Velasco (el partido de la segunda vuelta se lo llevaría, en cambio, el Mérida gracias a los tantos de Juan Jesús y Cristóbal Carreño, que contrarrestaron el de Julio Cobos). Aquella temporada, el Mérida de Jaime Molina acabaría salvándose como 15º clasificado y el conjunto azulgrana descendiendo en la promoción. Desde entonces, y ya con otras siglas cada uno, se han enfrentado hasta en diez ocasiones (cinco en el Romano y otras tantas en el Francisco de la Hera), todas ellas en Tercera. El balance le sonríe claramente al Extremadura, que ha ganado cinco, empatado tres y perdido tan solo dos de esos encuentros. Estas dos derrotas azulgranas llegaron en el curso 2013-14, con Bernardo Plaza en un banquillo y Adolfo Muñoz, que sustituyó a Diezma, en el otro.

Precisamente los dos mejores partidos se remontan a los dos últimos derbis vividos en el Romano. Hace tres años, con mitad césped, mitad arena en el Romano, los dos goles de Cristo y el definitivo de David Alejo remontaron un 0-2 a favor del Extremadura, en un clínic magistral de Curro. Y hace dos, con el Mérida virtualmente campeón, y otra muy buena entrada en el Romano (8.500 espectadores), Juan Marrero redebutó en el banquillo azulgrana llevándose el derbi por la mínima ante el Mérida de Ángel Alcázar.