Hoy

segunda B

«El que no logre ganar va a quedar muy tocado»

  • Cristo Ex jugador de Mérida y Extremadura, El único jugador que ha militado en los dos equipos en las dos últimas temporadas seguirá el derby regional desde lejos

Cristofer Medina Pajuelo (Badajoz, 1987) es un nombre que conocen bien tanto en Mérida como en Almendralejo. El extremo de Pueblonuevo, que ahora vuelve a disfrutar de un proyecto ganador en Tercera en el Unionistas de Salamanca, fue protagonista de los ascensos a Segunda B tanto del Mérida como del Extremadura, y ahora tendrá que disfrutar de su herencia desde lejos.

¿Cómo va a vivir este derbi desde la distancia?

Para mí es un partido especial y bonito porque, aunque ahora no tenga nada que ver con ninguno de los dos, me siento muy orgulloso de ver a los dos equipos en Segunda B y haber ayudado a ascenderlos. Es una satisfacción muy grande. El partido lo voy a seguir, como sigo a los dos cada semana, porque es un encuentro muy bonito.

¿Cómo se vive un derbi de estas características desde el césped?

Sólo lo he vivido a favor del Mérida, y fue un partido muy complicado porque el Extremadura se puso 0-2 y logramos remontar en un encuentro con un final épico en el que la afición tuvo mucho que ver. Creo que este derbi es especial porque llegan los dos en una situación un poco regular y el que no logre ganar va a quedar muy tocado. Y si empatan van a quedar tocados los dos.

¿Qué espera del partido?

Que va a ser un partido embarullado, porque los dos equipos van a tener el miedo a perder. Pero creo que el Mérida va a llevar la iniciativa al jugar en casa y con el apoyo de su afición seguro que va a tener un empujoncito más. El Extremadura va a estar atrás para intentar buscar algún gol en estrategia o en alguna contra. Además, creo que no va a haber muchos goles.

¿Cree que la afición del Romano puede ser determinante?

Por supuesto, no tengo ninguna duda. Cuando el Romano aprieta te puede ganar un partido él solo. Por eso creo que es favorito el Mérida, por jugar en casa y por tener a los 5.000 romanos detrás, que se van a hacer escuchar mucho y que en los momentos malos que tenga el equipo van a ayudar para sacarlos adelante. Por eso el Mérida tiene ese punto de favoritismo.

Le pregunta su amigo Jonhy que, si tuviese que apostar a un ganador del encuentro, ¿por quién lo haría con cabeza y por quién lo haría con el corazón?

Con cabeza, diría que el Mérida es favorito al jugar en casa y tener a su afición detrás, aunque en un derbi un favorito no hay. Con el corazón no puedo apostar porque en un sitio donde te han tratado genial y la afición ha demostrado tanto cariño no puedes desearle nunca el perder. Por lo tanto, con el corazón no puedo decidirme por ninguno porque sería desearle la derrota al otro. Lo que quiero es que los dos equipos cumplan sus objetivos, que disfrute, que sea un partido especial y que no haya ningún problema, que seguro que no lo habrá. Sobre todo, que al final de temporada los objetivos marcados se hayan cumplido.

¿Quiere devolvérsela?

Sí, por supuesto. Pregúntale si ya controla la Thermomix o la sigue liando como siempre.