Hoy

segunda B

El Villanovense quiere más

  • Los serones buscan la tercera victoria consecutiva, y tras la goleada al Mancha Real, el once inicial de Sanlúcar es una incógnita

Ganar para seguir con la ilusión. Ese es el objetivo una semana más del Villanovense, que vuelve al Romero Cuerda para medirse al Ejido. Con la victoria ante el Córdoba B (2-1) y la goleada al Mancha Real (1-5), los de Manolo Sanlúcar llegan con la moral por las nubes y la posibilidad de sumar tres victorias consecutivas.

Tras ocho jornadas disputadas, los serones miran al resto de equipos desde la tercera posición, aunque siempre con la convicción de que no hay rival pequeño. Por ello, aunque el conjunto almeriense es un recién ascendido, será recibido en Villanueva con las espadas en alto. «El Ejido es un equipo muy bien armado y vamos a tener enfrente mucha dificultad, en cuanto a lo que ellos proponen en el campo, pues nos va a hacer una presión muy intensa», explica Sanlúcar.

El técnico gaditano considera que es uno de los equipos que mejor presionan y destaca además su solidaridad y las ayudas que realiza por todo el campo. «Son atrevidos, tienen mucha velocidad arriba, son muy verticales y cuando son capaces de robar y con espacios, son muy peligrosos», dice.

Con todas estas virtudes, el Villanovense tendrá que volver a ofrecer su mejor versión, para un partido que Sanlúcar define como «muy difícil y en el que va a tocar sufrir». No obstante, también los ejidenses están en un buen momento, después de acumular tres jornadas consecutivas sin conocer la derrota y haber encajado sólo dos tantos en los últimos cinco enfrentamientos.

En cuanto a su equipo, tras las sorpresas en el once inicial la pasada jornada ante el Mancha Real, es casi una incógnita. Excepto, obviamente, para el propio entrenador. «El once lo tengo claro y lo importante es que salga quien salga lo dará todo, porque el índice de implicación es total por parte de todos mis jugadores, el que salga me deja tranquilo, porque sé lo que pueden dar», apunta Sanlúcar.

Sin duda, la buena respuesta de los teóricos suplentes, supone un bendito problema para el técnico del conjunto serón. Aunque, no podrá repetir el once de la última jornada, por la lesión de Javi Sánchez, que sufre una microrrotura en los isquiotibiales, pero sí volver a su once tipo, por el que ha apostado en casi todos los partidos, con pocas variaciones. Está por ver la decisión del gaditano para el lateral izquierdo, tras el buen partido de Tapia en Mancha Real, que podría volver a ser titular, en detrimento de Candelas.

Además, el lateral derecho Iván Pérez llega con molestias, por lo que aún es duda su participación. Un problema real para Sanlúcar, ya que Pedro Toro sigue aún con su recuperación. La pasada jornada lo resolvió con Espín en esa posición y Javi Sánchez como central, una opción imposible por la lesión de este último. Mientras que en la línea de ataque, que ocupó Juanjo Serrano ante el Mancha Real, con gol incluido, podría volver Carlos Fernández, que no tuvo minutos en el último partido.

Seguir sumando

Por su parte, la expedición ejidense llega a tierras extremeñas con dos novedades, tras recuperarse Neto y David Fernández, mientras que Alfonso por lesión y Álvaro Ocaña por sanción no pueden jugar.

El técnico rival, Álvaro González, ha valorado la calidad del Villanovense, «un gran equipo, y habrá que intentar quitarles el balón y poder atacar, aunque ellos tienen buenos jugadores. En este partido como en otros, lo que queremos es ser competitivos, tener buenas sensaciones y seguir sumando».

Los aficionados serones estarán pendientes de lo que haga el Jumilla por la mañana, ya que todo lo que no sea una victoria de los murcianos, podría aupar al Villanovense, si gana, a la segunda posición.