Hoy

Eloy Jiménez posando con el escudo del Mérida. :: J. M. ROMERO
Eloy Jiménez posando con el escudo del Mérida. :: J. M. ROMERO

«La gente se va a divertir con este equipo»...

  • ... pero lo primero es recuperar la confianza del plantel, que se consigue a base de resultados, «por lo que al principio optaremos por un fútbol más práctico»

Fue una de las frases que soltó, así como descosida del resto del mensaje, en mitad de su presentación. «Yo soy muy claro siempre, juguemos bien o juguemos mal. Ya me conoceréis». En ese aspecto ya veníamos avisados: «No se casa con nadie», «nunca pone excusas», «el tipo va siempre de cara», se escucha por Cuenca, La Roda y Murcia. Y por ahí de sinceras fueron las primeras palabras oficiales de Eloy Jiménez (Hellín, 1971) como nuevo entrenador del Mérida: «Lo primero será hacer un fútbol práctico para ganar y coger confianza», «los pies en el suelo porque, si hubiéramos empatado el domingo, seríamos colistas» o «no voy a poner nunca excusas de ningún tipo».

El primer día vio a su equipo desde la grada, el segundo lo dirigió sobre el terreno y ayer se explicó ante los medios de comunicación: de las cuestiones del juego, del objetivo y de los campos de entrenamiento como asuntos más cardinales. Llega con Jonathan Moreno como ayudante y se queda con el preparador físico de José Miguel Campos, Jorge Escolar, y Juanma Barrero como entrenador de porteros.

«En esta situación lo tengo muy claro», empezó a explicarse el nuevo técnico del Mérida. «El futbolista coge confianza a partir de resultados, y lo que tenemos que hacer ahora mismo es coger resultados, así que optaremos por un fútbol más práctico. Esa es la idea con la que preparo el partido del domingo. Y a partir de ahí, cuando adquiramos esa confianza, soy un entrenador que cree mucho en el fútbol, que le gusta tener el balón, asumir riesgos. Pero eso ya llegará en su momento». Cuentan algunos de sus ex jugadores que Eloy Jiménez es un entrenador que se adapta a todos los registros, pero que por encima de todos los estilos está el proponer, el llevar la iniciativa, el jugar. «Me muevo en el 4-4-2 o el 4-3-3 (también en el 3-5-2 como sistema recurso según vaya el partido). Pero yo ahora tengo que ir metiendo información a los jugadores poco a poco. Cuando el equipo obtenga resultados, que los vamos a obtener, la gente se va a divertir con el equipo».

Esa diversión, si llega, será en un futuro, cuando los objetivos sean otros. Porque los objetivos del presente se lo traía estudiado Eloy Jiménez desde su casa... de Hellín. «Creo que tenemos que tener los pies en el suelo y saber en qué situación estamos. Y la situación es que, el domingo pasado, con el empate, éramos colistas. Creo que, para llegar arriba, primero tenemos que salir de abajo. No podemos dar cuatro pasos de golpe. La temporada es muy larga y da para mucho, pero mientras estemos ahí mi mensaje va a ser siempre el mismo».

¿Y sobre las condiciones de trabajo? «Yo no voy a poner excusas. Ya la semana pasada lo primero que se me dijo fue la situación de los campos de entrenamiento, y acepté la oferta. Sé a donde vengo y sé que el club hará todo lo posible para que entrenemos en buenos campos. No es excusa para mí».

Primero le espera el domingo el Atlético Sanluqueño y, después, el primer derbi del curso ante el Extremadura en el Romano (domingo 23, 17.30 horas). En ese partido, el ex capitán Jonhy recibirá un homenaje y una placa antes del partido.