Hoy

segunda b

Eloy Jiménez acepta el reto del Mérida

Eloy Jiménez, nuevo técnico del Mérida, dirigiendo al UCAM Murcia en un partido de la 2014-15. :: HOY
Eloy Jiménez, nuevo técnico del Mérida, dirigiendo al UCAM Murcia en un partido de la 2014-15. :: HOY
  • El técnico albaceteño, que ya estuvo a punto de firmar el pasado verano, cogerá las riendas del equipo pasado mañana

De José Eloy Jiménez Moreno (Hellín, 1971), nuevo técnico del Mérida, hay que remarcar tres cositas. Que lo destituyeron del Conquense cuando iba octavo, en enero del 2011, porque le echó un pulso al presidente para que sus ayudantes cobraran por su trabajo (esa temporada, ojo, el equipo manchego acabó salvándose en el play-out de permanencia). Que en un equipo muy 'low cost' como La Roda 12-13 lo situó, tras cogerlo en noviembre, en mitad de la tabla, salvándolo con holgura a varias jornadas del final. Y que al recién ascendido UCAM Murcia, en el último curso que dirigió, lo hizo subcampeón del grupo IV y solo le privó del ascenso en semifinales el Bilbao Athletic (que también eliminó aquel mes de mayo al Villanovense y acabó ascendiendo luego en Cádiz). Es decir: se trata de un tipo que no se casa con nadie, que saca el máximo rendimiento hasta de las plantillas más ajustadas y que sabe lo que es estar peleando por los puestos nobles de la clasificación. «Y que, encima, arrastra una trayectoria como jugador importantísima. Y eso a la hora de manejar un vestuario es un bicoca», lo radiografían desde los entornos de los clubes que ha dirigido.

Presidente, vicepresidente y director deportivo emeritense comenzaron en Madrid el pasado jueves las entrevistas con la terna de candidatos para suceder a José Miguel Campos. Al elegido se le comunicó la decisión en la mañana de ayer, y el elegido aceptó el reto a media tarde. Tardó unas horas porque en la balanza examinaba las ganas de experimentar con una plantilla y una afición como la del Mérida con la pereza de dejar tan lejos a su familia. De hecho, fue uno de los candidatos a ocupar el banquillo del Romano el pasado mes de junio, pero finalmente las conversaciones no cuajaron. Hasta ayer, que decidió aceptar el reto de aupar al Mérida a la posición que, por plantilla, se merece.

Reencuentro con Hugo Díaz

«Es el típico entrenador moderno, que está puesto en lo último. Y que le gusta jugar a esto, sin complejos. Además, en Cuenca y La Roda se adaptó a equipos de poco presupuesto y le sacó un rendimiento de sobresaliente. Esa es su carta de presentación», lo definen por Castilla La Mancha. Como jugador ha vestido dos temporadas la camiseta de Las Palmas en Primera; jugó, además, cinco campañas en Segunda A con Las Palmas, Elche y Córdoba; y en Segunda B se tiró siete años entre Yeclano, Hospitalet, Levante, Las Palmas, Elche y Castellón. Ya como entrenador inició su carrera en el Hellín de Tercera, para luego saltar al Conquense en 2009 (lo destituyeron año y medio después), dirigir a La Roda 23 jornadas en 2013 y quedar subcampeón con el UCAM Murcia hace dos temporadas, en el último curso que entrenó.

El único jugador de la actual plantilla del Mérida al que ha dirigido Eloy Jiménez es precisamente Hugo Díaz, con el que coincidió en ese UCAM 2014-15. Allí lo alineó 32 partidos y celebró con él 11 goles. También coincidió en el Conquense con el ex emeritense Belencoso, el serón Valverde o los cacereños Martins y Elías Molina; y en La Roda, con los cacereños Aarón Fernández y Santi Polo. Precisamente en la actual plantilla de La Roda juega su hijo, el mediocampista Eloy Jiménez Sánchez, con el que se cruzará por primera vez el 18 de diciembre en tierras manchegas.

El nuevo técnico del Mérida se encontrará, de momento, con Juanma Barrero como entrenador de porteros y Jorge Escolar como preparador físico. Porque el otro componente de la unidad de trabajo de José Miguel Campos, Manuel Requena, llegó el jueves a un acuerdo con el club emeritense para rescindir su contrato.

Eloy Jiménez se hará cargo del equipo el próximo lunes porque Bernardo Plaza, que se sentará en el banquillo mañana ante el Jaén, le dijo que no al presidente, que le ofreció el puesto de entrenador para lo que resta de temporada. «Yo no estoy aquí, por si alguno lo piensa, para hacerle la cama a nadie. Mi función es la de ser director deportivo y ayudar al entrenador que esté y al club», aclaró ayer Bernardo Plaza en la previa al duelo frente al Jaén.