Hoy

segunda

El Mancha Real devuelve la goleada

Curro, cabizbajo. :: J. M. Romero
Curro, cabizbajo. :: J. M. Romero
  • Tras el 5-0 de Copa del Rey, el equipo andaluz vence cómodamente al Extremadura tras una primera mitad mala de los de Almendralejo

Almendralejo. El Extremadura sucumbió ante el Mancha Real en un encuentro más igualado de lo que dictó el electrónico por varios errores que condenaron al equipo de Diego Merino tras una mala primera mitad. El primero gol, de córner, y el segundo, de penalti, antes de la primera media hora de juego castigó, quizá de manera excesiva, el esfuerzo de los de Almendralejo, que en la segunda mitad intentaron acercarse en el marcador al Mancha Real pero sin éxito. El partido supone la cuarta jornada consecutiva sin ganar para los azulgranas.

Y el partido no comenzó mal para el Extremadura, que en los primeros compases se mostró mucho más incisivo que el rival, que aguantaba estoicamente los ataque azulgranas. Aun así, con el paso de los minutos el partido se tranquilizó, lo que no les vino bien a los de Diego Merino. Tras un fallo defensivo del Extremadura llegó un córner, que aprovechó Airam, que estaba solo en el primer palo, para cabecear con potencia haciendo insuficiente la estirada de Saavedra, que no pudo hacer nada. Tras este tanto, llegaron 10 minutos en los que el Extremadura perdería el encuentro, ya que el Mancha Real tomó el mando del partido y comenzó a llegar con más asiduidad al área del Extremadura. La jugada que hundió un poco más a los azulgranas fue una contra bien llevada por el visitante Pedro Corral, que cuando se disponía a encarar a Saavedra fue agarrado por José Rodríguez. El agarrón fue fuera del área, pero el árbitro pitó penalti y Elady, el mejor del Mancha Real, aumentó la ventaja de su equipo.

A Diego Merino, que cumplía sanción en la grada, no le gustaba lo que estaba viendo, y a la media hora de partido cambió a Carlos Rubén por Curro, y el Extremadura comenzó de nuevo a tener el mando del encuentro. Se pudo meter en el encuentro en tres ocasiones antes del descanso: primero en un gol anulado a Willy por fuera de juego; después en un saque de esquina rematado por Willy a un metro escaso de la línea de gol, pero Emilio salvó a su equipo con una gran intervención; y tercero con un disparo de Pierre que despejó con problemas Emilio.

Tras el descanso, el Extremadura cambió la cara y comenzó a tener una ocasión tras otra, pero sin fortuna. Tuvo varias oportunidades para conseguir su primer gol del partido, pero el equipo de Almendralejo no encontró la forma de batir a Emilio, unas veces por su poca puntería y otras por las intervenciones del cancerbero y su defensa.

Sin duda el equipo parecía otro, mucho más intenso, con más llegada y verticalidad. Las más clara para los de Merino la tuvo Willy, pero su disparo se estrelló en el larguero; y en la misma jugada Ramón sacó bajo palos un remate de Pierre. El Extremadura apretaba y se venía arriba en la busca del gol que le volviese a meter de lleno en el encuentro. Y cuando mejor estaba el equipo local, cuando más apretaba y más encerrado estaba el Mancha Real en su campo, llegó una contra espectacular de Elady, que apuró hasta línea de fondo y la puso atrás para que Zárate, solo, batiese por bajo a Saavedra y finiquitase el partido, para certificar la segunda derrota consecutiva del Extremadura en casa, y la cuarta jornada sin ganar.