Hoy

El Mérida ansía romper las apuestas

  • Los emeritenses intentarán sumar sus primeros puntos a domicilio en feudo del líder invicto sin Borjita ni Hugo Rodríguez

Este tipo de previas sirven, así a grosso modo, para situar a cada uno de los equipos en la tabla (el Marbella es el líder del grupo y el Mérida sigue penúltimo), comentar algo de sus rachas (el Marbella lo ha ganado todo y el Mérida aún no ha sumado a domicilio), informar de las bajas de cada uno (el defensa Marcos Ruiz en el Marbella y Borjita y Hugo Rodríguez en el Mérida) y, sobre todo, divagar sobre el cómo será. Y aquí es donde se aparece la frase de José Miguel Campos, el técnico emeritense: «Sabemos que nadie da un duro por nosotros en las apuestas». Así que divaguemos sobre esto.

Como el Mérida, el Marbella ha conformado una plantilla totalmente nueva este verano (veinte fichajes y solo dos renovaciones). Y aún así, ha ganado todo lo que ha jugado. Hecho, por cierto, que sorprende incluso en el propio Marbella (club y ciudad). Los primeros resultados fueron más desahogados, pero los tres últimos están siendo más ceñidos, lo que indica que los andaluces se despeinan subidos a su estado de ánimo. Todo lo contrario que el Mérida, que expone un potencial similar al del Marbella pero cree menos en sí mismo que los barones en Pedro Sánchez. Y si no véase sus dos últimas salidas: gol tempranero en Melilla y San Fernando y brazos bajados en el último tramo del partido. Pero basta divagar sobre esto y ahondar en la herida para que el equipo se reivindique de una vez por todas y, por un lado, haga perder unos cuantos euros a los apostadores y, por el otro, se mofe de previas tan desconfiadas como esta. Y es ahí cuando entra en escena la segunda parte de la frase de José Miguel Campos: «Creo en mi equipo, creo que hemos preparado bien el partido y creo que la racha se puede romper ya».

Para romper esa racha, el Mérida ha de sobreponerse a dos bofetadas inesperadas: la de Borjita en una mejilla y la de Hugo Rodríguez en la otra. El canterano sufre un problema en el ojo y el gaditano arrastra molestias musculares, y por precaución no han viajado ninguno de los dos. Por lo que el José Miguel Campos tendrá que rearmar su ataque. Y, salvo sorpresa, no cuenten en las quinielas con Hugo Díaz, que reaparecerá pero no de inicio. Precisamente donde más tiene que mejorar el Mérida, en los últimos 15-20 metros, es donde va sobrado el Marbella: su tridente lleva diez de los doce goles del equipo. Son Kike Márquez, Despotovic y Goti.

Como en los últimos partidos en el Romano el Mérida ha estado casi impoluto en defensa, posiblemente Campos apueste por el mismo entramado atrás. Y luego ayudarles introduciendo más hormigón en el medio. Pero ya decimos, que en este tipo de previas se divaga bastante. Veremos cuánto a partir de las 20.15 horas.