Hoy

segunda b

Justo empate en Córdoba

El azulgrana Pierre, en el encuentro de ayer en Córdoba. :: J. OBRERO
El azulgrana Pierre, en el encuentro de ayer en Córdoba. :: J. OBRERO
  • Willy tuvo la victoria en la recta final de un encuentro muy trabado

Tablas justas entre Córdoba B y Extremadura en el Nuevo Arcángel, en un partido trabado y parejo en el que cada equipo tuvo una clara ocasión de gol para desequilibrar la balanza, aunque la de los almendralejenses, ya en el tramo final en las botas de Willy, pudo ser mortal de necesidad.

El Extremadura firmó una gran primera parte a nivel defensivo, perfectamente plantado, con una buena presión y sujetando a los jugadores creativos del filial blanquiverde. Ya a los siete minutos tuvo una primera ocasión en una pelota que perdió Pablo Vázquez y en la que Dieguito, el jugador más incisivo mientras estuvo en el campo, no pudo encontrar a Willy. Bien podría haber acabado en un dos contra uno ante Fran Serrano.

El Córdoba B, que atesoraba la posesión pero sin efectividad, respondió cerca del cuarto de hora, cuando una gran acción personal de Moha Traoré acabó en un pase de la muerte que no aprovechó Alberto Quiles, que le pegó al aire. El cuadro azulgrana no se achantaba y poco después un buen slalom de Carlos Rubén desde la izquierda acabó en las botas de Pierre, que no pudo engatillar bien desde la frontal.

Tras ese buen inicio, el partido entró en una fase de excesivo centrocampismo, en la que el B no era capaz de generar acciones de peligro ante el buen entramado extremeño y el Extremadura estaba cómodo pertrechado atrás y buscando salidas a la contra, casi siempre por el flanco de Dieguito. Llegadas apenas hubo hasta que en el cuarenta de juego Pierre, desde la frontal, probó a Marc Vito con un tiro lejano.

Pese a que el duelo estaba aparentemente controlado por los de Almendralejo, el cuadro local pudo marcharse en ventaja al intermedio si un espectacular disparo a pierna cambiada del lateral zurdo Mena no se hubiera estrellado en el larguero, con Saavedra batido. Un susto serio para los azulgranas.

Tras el descanso pudiera haberse esperado una salida en tromba del filial, pero nada más lejos de la realidad. Apenas generó algún centro sin rematador de Javi Galán o de Moha Traoré buscando a Vera, alternativa que buscó desde el banquillo Carrión para hallar más pegada. Prácticamente el mejor aviso desde ese tramo fue nuevamente visitante, en un servicio del también recién entrado Asier Barahona que no cazó Willy porque Soler se cruzó de manera providencial.

El duelo se encaramó sin cambios en sus parámetros hacia su tramo final, en el que Javi Galán lanzó una falta en buena posición por encima del larguero. Fue poco antes de la gran ocasión extremeña en el partido, cuando David Agudo se plantó solo en el área y dejó la pelota a placer con generosidad a Willy, que, llegando a placer y con todos los pronunciamientos para marcar, echó inexplicablemente el balón a las manos de Marc Vito. Nadie se lo podía creer en el Nuevo Arcángel.

En los últimos minutos, el Córdoba B, reforzado por haberse salvado de un 0-1 cantado, buscó el tanto de la victoria, que pudo llegar en un disparo cruzado de Javi Galán y un cabezazo postrero de Sebas Moyano ya en el añadido. Pero no hubiera sido justo para lo visto sobre el terreno de juego. Con este empate el Córdoba B suma ya ocho puntos mientras que el Extremadura se queda con cinco y solo un triunfo tras las seis primeras jornadas.