Hoy

Diego Merino. :: J. M. Romero
Diego Merino. :: J. M. Romero

SEGUNDA B

El Extremadura corrige errores para enfrentarse al Córdoba B

  • Los azulgranas estudian sus fallos para buscar la primera victoria de su historia fuera de casa en Segunda B

Diego Merino sabía que levantar la moral de los suyos cuanto antes era el primer paso para poder conseguir la victoria en Córdoba. El técnico admitió tras el encuentro ante el Linares que el vestuario estaba fastidiado por el partido, por el resultado y por cómo habían perdido la vitola de invictos en casa esta temporada. Por ello, tras explicar que la primera parte de su equipo no había sido buena, Merino dijo que lo primero que había que hacer era levantar la moral del equipo para el partido ante el Córdoba B del próximo domingo. Y en ello están los azulgranas.

El entrenador cree que la plantilla ha levantado la moral tras la derrota del pasado domingo y ha trabajado durante la semana a un gran nivel, con una predisposición «muy buena» por parte de los futbolistas. Ante el Linares, al equipo le faltó «un punto de intensidad» y definir mejor la recuperación de pelota para poder sacar el partido adelante, por lo que Merino cree que a sus pupilos les faltó meterle una marcha más al partido para que al Linares le costase construir su juego.

Así, el encuentro del domingo es la tercera oportunidad de esta temporada para conseguir la primera victoria fuera de casa y dejar atrás los puestos más bajos de la tabla clasificatoria -el Extremadura es quinto por la cola y ocupa el puesto de promoción de descenso-. Por ello, los azulgranas se han puesto manos a la obra. «Hay partidos que no engañan y el otro día supimos que teníamos cosas por mejorar, y eso hemos hecho», señala Merino.

Los azulgranas tienen entre ceja y ceja la primera victoria de la temporada fuera de casa. Al equipo le vendría muy bien adquirir la confianza que da una victoria a domicilio y rompería una barrera psicológica al conseguir los primeros puntos fuera. Además, en caso de ganar en Córdoba, conseguirían la primera victoria del Extremadura como visitante en Segunda B de su historia.

El equipo de Almendralejo necesita batir a un filial, con las complicaciones que ello conlleva: «Tienen jugadores dinámicos, bien dotados técnicamente y con capacidad para superar líneas, por lo que va a ser muy importante evitar los contraataques, porque en esa faceta son muy peligrosos», apunta Merino.