Hoy

El Mérida precisa ya de otro guion

  • Aunque enfrente estará el pichichi de la categoría, la orden es nítida: no encajar un gol tan pronto

Al Mérida le urge alterar la trama de su temporada. Son ya tres episodios en los que ha contado textualmente lo mismo: gol tempranero al inicio, ansiedad en el nudo y un desenlace mohíno y agrio. Otro capítulo igual y corre el serio riesgo de encasillarse como Danny Trejo, ese sempiterno mafioso mexicano de Hollywood.

Y esa obsesión no es tabú. Está ahí, a la vista de todos. De hecho, José Miguel Campos reparó en ella hasta en cinco ocasiones en los diez minutos que duró la previa: «...empezar perdiendo tan pronto coarta y condiciona el encuentro...», «...no nos podemos ir tan rápido de los partidos...», «...que pase el minuto 30 y no vayamos perdiendo 2-0...», «...que todo transcurra con más normalidad desde el primer minuto de juego...», «...que no nos pongamos por detrás en el marcador, porque eso nos está pesando muchísimo...». La plantilla del Mérida debe haberlo entendido esta semana.

Por eso, más que en el rival («con todos mis respetos»), el técnico del Mérida se ha pasado toda la semana insistiendo en los suyos: «Al principio de la semana trabajamos aspectos importantes del partido y los últimos días, cosas influyentes en el juego. Pero sin visualizar mucho más allá de nosotros mismos. Sé que el Granada B es un gran equipo, pero me preocupa más el mío. Que nos mostremos como somos, de lo que somos capaces, que compitamos y que no nos pese la losa que tenemos encima».

Lo de Campos, por cierto, es digno ya de programa especial. Por cuarta jornada consecutiva se enfrentará a otro ex equipo. El de esta tarde, el más reciente de todos, con el que quedó quinto en el grupo IV la temporada pasada. «Ha cambiado casi a la mitad de la plantilla, pero mantienen el bloque. Y los que han llegado nuevos son juveniles internacionales y gente de Segunda A. Es un equipo muy joven, con sus virtudes y sus defectos, y nosotros intentaremos buscarles lo segundo», radiografía el técnico emeritense, al que le devuelven la descripción desde Granada. «La del Mérida es una de las mejores plantillas de la Liga, si no la mejor», opina Lluís Planagumà, técnico del filial granadino. «El inicio no ha sido bueno, pero por varios inconvenientes. Su situación es puntual, porque juegan bien, generan, combinan, cuentan con jugadores desequilibrantes... José Miguel Campos hace que sus equipos jueguen bien al fútbol».

Cambios en defensa y ataque

El Granada B cuenta en sus filas con el actual pichichi de toda la categoría: el brasileño Matheus ya ha cantado cinco goles en apenas tres jornadas. «Sí, está acertado... pero hay que valorar cómo se están consiguiendo esos goles», dice de él su entrenador. Por su estado de lucidez en la definición y por la sanción de Ayoze, Campos se verá obligado a reestructurar de nuevo su defensa. Aunque Rafa Navarro ha entrado por primera vez en lo que va de temporada en un a convocatoria, todo apunta a que repetirá la línea de cuatro de Murcia, con Aguza y Víctor Mongil en el eje.

También sopesa Campos cambios en ataque. Una de las novedades podría ser la inclusión en la titularidad de Álex Bernal, al que ya ve el técnico presto y dispuesto. Sean quiénes sean, es la tarde de los jugadores. En noventa minutos pueden medio arreglar el desatino de las tres primeras jornadas.