Hoy

segunda b

Media hora desastrosa condena al Mérida

José Ramón salta con un jugador del Melilla. :: OPTA
José Ramón salta con un jugador del Melilla. :: OPTA
  • El equipo romano reaccionó al inicio del segundo acto y un gol anulado a Paco Aguza le pudo meter en el partido con el 2-0 en el marcador

El Mérida pagó en exceso su mal inicio de partido al perder por 4-0 con el Melilla en un choque donde los melillenses se adelantaron en el minuto 4 con un gol de Cubillas. Pronto el equipo melillense se hizo con las riendas del choque y cuando aún los espectadores estaban sentándose en el Municipal Álvarez Claro, Cubillas controlando en el centro del área y dándose la vuelta cruzó un disparo que se alojó en la meta de José Antonio, penalizando un claro error defensivo del equipo extremeño. A partir de ahí el conjunto de Campos no terminaba de despertar ante un equipo local que con el marcador a favor fue el que tuvo el control del esférico. El primer acercamiento serio de los romanos fue en un córner directo de Romero que sacó de puños Dani Barrio.

A partir de ahí, el Mérida desapareció del terreno de juego, al menos en ataque, cosa que aprovechó el Melilla, mucho más enchufado que los visitantes, para hacer el 2-0, en un penalti que le señalaron al portero José Antonio al tirar a Sufian al suelo en un claro error del portero y la zaga extremeña. Nacho Aznar se encarga de transformar la pena máxima poniéndole el 2-0 en el marcador. Pero como a perro flaco todo son pulgas, en el 32 una contra del Melilla con Cubillas solo acercándose a la portería de José Antonio, tiene que ser cortada en falta por Ayoze, siendo el último hombre. Ahí el árbitro no lo duda y muestra la cartulina roja directa al mediocentro defensivo del Mérida. Con los dos equipos prácticamente mirando la hora, unos para recomponerse y otros para descansar, finalizaron los primeros 45 minutos.

Gol anulado a Paco Aguza

La segunda mitad comenzó con el equipo de Campos muy enchufado y los primeros 15 minutos fueron de control emeritense. La primera ocasión clara llegó en una acción de Hugo tras un fallo de Richi en el minuto 50, donde el delantero no logró sorprender a Dani Barrio. La segunda fue dos minutos más tarde, en un gol anulado a Paco Aguza, al señalar el árbitro falta previa al portero cuando el balón ya se había metido en la portería, algo que quizás habría cambiado el signo del partido. En el minuto 55, Hugo vuelve a intentar un gol olímpico pero Dani Barrio está muy atento para evitar el tanto. Y en el 56, un minuto más tarde, un centro por banda derecha es rematado por Pardo por encima del larguero. El Mérida tiene que apostar por el juego ofensivo con un hombre menos y deja muchos huecos en defensa y en una buena contra del Melilla en el minuto 61, Sufian asiste a Cubillas por el centro de la defensa del Mérida y el goleador melillense ante la salida de José Antonio marca de vaselina, 3-0. En el minuto 70, Cubillas tiene otra clara en un desajuste defensivo entre el portero y la defensa del Mérida a pase de Sufian pero el goleador Melillense estrella el balón en el muñeco.

La sentencia

En pleno dominio de los melillenses, volcados en la portería del equipo de Campos, una jugada por banda derecha del recién ingresado Kibu termina con el coreano en el suelo y todo el estadio pidiendo penalti. El colegiado lo omite aunque parece claro. En el 87, David Vázquez le pone un balón a Kibu en la frontal, éste habilita a la izquierda a Rubén Sánchez que entra solo pero remata mordido, el balón cae a Kibu que le pega a la primera mal, el balón queda suelto al borde del punto de penalti donde David Vázquez, totalmente solo manda un zurdazo por la escuadra. Un definitivo 4-0 bastante esperpéntico y que reflejó los problemas del Mérida en defensa, tanto en este encuentro como en lo que va de temporada, algo que por el momento condena a los extremeños a la parte baja de la tabla.