Hoy

segunda b

El Extremadura completa su semana perfecta

Willy celebra su primer gol en liga esta temporada. :: Alberto Lorite
Willy celebra su primer gol en liga esta temporada. :: Alberto Lorite
  • Los azulgranas vencen a la Balompédica Linense gracias a una buena primera parte y consiguen su segunda victoria en cinco días

ALMENDRALEJO. El Extremadura ha vuelto a vencer. Y lo ha hecho porque sabe a qué juega, sabe que tiene que sufrir para poder llevarse los partidos, y sabe que sin esfuerzo en Segunda B no vas a ningún lado. El Extremadura derrotó a La Balona porque hizo una buena primera parte y supo sufrir y defender bien en la segunda mitad. Así, los azulgranas han conseguido rematar su semana perfecta, con dos victorias en cinco días. Dos triunfos que han llenado de moral al equipo de Diego Merino, que estuvo desafortunado en el remate a gol, pero titánico en tareas defensivas.

El equipo almendralejense dominó el balón y pisó permanentemente el campo de la Balompédica durante la primera parte, pero no materializó esa superioridad en el marcador, por lo que en la segunda mitad tuvo que tirar de carácter para llevarse los tres puntos.

En los primeros minutos los azulgranas dominaban aunque no llegaban con peligro a la meta de Óscar, pero tanto el equipo como la grada se fue animando, y el equipo de Almendralejo comenzó a llegar con más claridad, con Pierre y Fall sosteniendo al equipo y permitiendo que tanto Agudo, Willy y Diego tuviesen más libertad en defensa, lo que le daba más aire para poder atacar. Aun así, La Balona también tuvo una oportunidad para inaugurar su marcador.

Aún así, la más clara del partido llegó a la media hora de juego, pero el cabezazo de Willy a la altura del punto de penalti lo sacó Óscar magistralmente con la yema de los dedos. Poco a poco, la grada se venía arriba con el equipo mientras los de Merino buscaban con insistencia el primero, sin mucha fortuna. Y cuando todo hacía presagiar que los dos equipos se iban a ir con empate al descanso, Willy aprovechó un fallo defensivo de Olmo para quedarse solo ante Óscar y batirle con temple por bajo. Con este gol se plasmaba en el marcador el dominio azulgrana durante la primera mitad, en la que el equipo de Diego Merino tuvo varias ocasiones para tener una ventaja mayor.

En el comienzo de la segunda mitad, el técnico del Linense, Manolo Ruiz, arriesgó en busca de la igualada, y dio entrada a un delantero por un defensa. Con este cambio el equipo visitante mejoró y comenzó a llegar con más asiduidad a la meta de José Fuentes, aunque sin tener ninguna ocasión clara de gol.

Calor sofocante

Sin embargo, ya sea por el cansancio acumulado tras jugar contra el Mancha Real, porque el sofocante calor pasaba factura o porque el empuje rival era muy grande, el Extremadura comenzó a ceder terreno poco a poco. El equipo de Merino fue poquito a poco a defender en el balcón de su área, con las líneas muy juntas. Este paso atrás del equipo de Merino dio alas a La Balona, que buscaba la meta contraria con más corazón que cabeza.

En una de estas jugadas pasionales, que escapan a toda táctica, Álex Rubio controló el balón cerca del pico del área, se internó en ella y con su pierna izquierda lanzó un cañonazo que se estrelló en el palo de la meta de José Fuentes. Tras esta ocasión, la más clara del partido para los visitantes, los jugadores de Manolo Ruiz bajaron los brazos en vez de creer en la igualada, mientras que la grada supo que tenía que animar a su equipo, tenía que darle fuerzas para mantener la victoria en los minutos finales, y así fue.

Tras verle las orejas al lobo, el Extremadura comenzó a jugar otro partido, igual de importante que el anterior. A partir del minuto 80, el equipo de Merino no dejó que el juego fuese fluido, con muchas interrupciones, para que pasasen los minutos y no se jugase nada. Y así fue. El conjunto visitante arrojó la toalla antes de tiempo ante la buena defensa azulgrana y la victoria se quedó en casa para alegría de la grada.

Colofón

Buen colofón a la semana del Extremadura, que ya se centra en seguir soñando en Copa del Rey. La próxima parada será el miércoles en Cornellá; y los de Almendralejo van con la moral por las nubes después de las dos victorias consecutivas.