Hoy

Díez, con el Cacereño. :: jorge rey
Díez, con el Cacereño. :: jorge rey

SEGUNDA B

El Mérida esprinta con Salcedo y Álex Díez

  • El conjunto emeritense completó ayer su segundo y tercer fichaje del nuevo proyecto: un portero pretendido por el Murcia y el lateral sub-23 del Cacereño

mérida. El Mérida confirmó ayer la llegada de dos nuevos jugadores al plantel de José Miguel Campos. Se tratan del guardameta manchego José Antonio Salcedo (Valdeganga, Albacete, 1980) y del lateral cacereño Álex Díez (Cáceres, 1996), que se convierten en el cuarto y quinto integrante de la plantilla de José Miguel Campos.

Según los compañeros de la radio pública murciana, Salcedo habría rechazado una propuesta del Real Murcia para acampar el próximo curso en el Romano. Como hace justo un año con Raúl Moreno, el nuevo cancerbero del Mérida procede de La Hoya Lorca, donde ha disputado esta última temporada 35 partidos (en los que ha recibido 37 goles y ha conseguido una plaza para jugar la Copa del Rey la próxima temporada). «Aunque es joven, transmite experiencia. Es muy completo. En Lorca ha hecho una buena temporada, colocándose entre los mejores porteros del grupo. Va bien bajo palos, es seguro en el blocaje y suele salir muchas veces vencedor en el mano a mano», explican quienes lo han visto jugar cada domingo el último año.

Antes de su etapa en el Artés Carrasco, Salcedo actuó dos temporadas en La Roda (4 partidos el primer año y 27 el segundo), una en el Huracán de Valencia (en el que fue suplente), dos con el Valladolid B (donde llegó a jugar un partido en Segunda A con el primer equipo) y una en el Excelsior Mouscron belga, al que llegó tras formarse en las categorías inferiores del Albacete.

Por su parte, el lateral sub 23 Álex Díez, que también puede adelantar su posición al centro del campo, jugó este último curso 23 partidos con el Cacereño en el grupo I (11 de ellos como titular). Este banda ofensivo, técnico y rápido se formó en el colegio en el que estudió, el célebre Diocesano, y de ahí dio el salto a la cantera del Atlético de Madrid en 2009, cuando era cadete.

Comenzó a ver fútbol en Almendralejo, donde vivía con su familia. Luego en Badajoz, porque tocó trasladarse. Y allí comenzó a jugar en el Don Bosco, de donde pasó al Flecha Negra, con quien saboreó sus primeros campeonatos. De entre los muchos equipos que le ojearon, eligió al Atlético de Madrid, por el que fichó en infantiles. El Cacereño le facilitó el curso pasado dar el salto al fútbol profesional. y ahora es el Mérida el que le ofrece la oportunidad de empezar a romper.