Fútbol

LaLiga Santander

Jornada 12

El Levante hurga en la herida de Las Palmas

Raúl Lizoaín, deteniendo un balón ante Jason./Efe
Raúl Lizoaín, deteniendo un balón ante Jason. / Efe

El conjunto canario encadenó su octava derrota, mientras que el equipo granota consiguió tres puntos de oro

EFELas Palmas de Gran Canaria

El Levante acabó con su mala racha de resultados tras dos meses sin ganar, y hurgó en la herida de la UD Las Palmas, que se hunde en el fondo de la clasificación tras encajar dos goles en la segunda parte, cuando parecía que empezaba a carburar, pero sus errores de concentración le volvieron a pasar factura con la octava derrota consecutiva.

Comenzó mejor el equipo visitante, pese a su cascada de bajas para este partido, jugando con mucha comodidad, sin apenas presión del rival, y cuando se dio cuenta de ello, comenzó a atreverse a llegar con peligro al área local, pero ahí le faltó maldad para convertir alguna de sus llegadas.

El primer intento, desviado, fue de José Luis Morales en el minuto 13, y tres más tarde el propio extremo zurdo filtró un gran pase dentro del área a Unal pero el turco se encontró con la parada de Lizoain.

0 Las Palmas

Raúl Lizoaín, David Simón, Ximo Navarro, Lemos, Dani Castellano, Vicente Gómez, Javi Castellano (Rémy, min. 77), Tana, Jonathan Viera, Vitolo y Calleri (Aquilani, min. 77).

2 Levante

Oier, Shaq Moore, Postigo (Róber Pier, min. 52), Chema, Toño, Jason, Campaña, Doukouré, Bardhi (Cabaco, min. 87), Morales (Samu García, min. 93) y Ünal.

Goles
0-1, min. 71: Doukouré. 0-2, min. 79: Jason.
Árbitro
Mario Melero López (Comité Andaluz). Amonestó a Lemos, Campaña, Oier, Toño y Morales.
Incidencias
Partido de la duodécima jornada de Liga disputado en el Estadio de Gran Canaria ante 26.000 espectadores.

El Levante poco a poco fue haciéndose dueño del partido jugando en campo rival, creciendo en su juego ante las dudas locales, pero sin culminar sus ataques. Ünal volvió a aparecer, cayendo esta vez a banda derecha, y su tardío centro que buscaba a Morales lo cortó la zaga amarilla.

Sin embargo, cuando apareció Jonathan Viera, apareció Las Palmas. Sus pases al espacio empezaron a sembrar el caos en la zaga rival. Uno de ellos lo cazó Calleri y marcó por bajo, pero el gol fue anulado por un fuera de juego muy justo.

De nuevo Viera se asoció esta vez con Vitolo, y cuando parecía que iba a disparar pasó a Calleri, pero el argentino también entendió la jugada como la mayoría, y no siguió la acción.

Las Palmas empezó a funcionar, siempre con Viera como director de orquesta, y el propio capitán amarillo culminó una jugada muy elaborada pero con un disparo centrado que atrapó Oier, mientras que el Levante volvió a dar señales de vida en ataque con un disparo de Bardhi desde la frontal del área que desvió a córner Lizoain.

El primer acto acabó con una acción individual de Calleri dentro del área y su disparo a la media vuelta lo atrapó el guardameta visitante.

La segunda parte comenzó con una peligrosa ocasión de Jason, a los 23 segundos, que desvió Lizoain, y después la mala noticia le llegó al Levante, cómo no, en forma de lesión -la enésima-, del central Postigo.

La Unión Deportiva comenzó a llegar con mayor asiduidad con las incursiones de Vitolo por la izquierda como opción más empleada, y precisamente el exsevillista tuvo una gran oportunidad, con un disparo cruzado con la zurda que rechazó Oier.

El Levante no solo dejó de aparecer por el área canaria como había hecho fundamentalmente en el primer tiempo, sino que empezó a quedar a merced de su rival, mejor hasta ese momento.

Sin embargo, Las Palmas cayó en una de sus habituales lagunas de concentración, y permitió un cómodo centro de Toño que cabeceó Doukouré a la red, también ante la permisividad de Ximo Navarro y Lemos, espectadores de excepción en el cabezazo del marfileño.

El gol en contra y la torpeza de Ayestarán en el orden en que efectuó dos cambios simultáneos, terminaron con la paciencia de la afición local, que poco después vio el golazo de Jason en excelente jugada individual para finiquitar el partido, y quién sabe si también el contrato del entrenador local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos