Mercado de Fichajes

El Athletic reabre una guerra con la Real en un enero loco

El Athletic reabre una guerra con la Real en un enero loco

El club vasco gasta 32 de los 65 millones recibidos por Laporte en el central e incluso intenta contratar a Mikel Merino en un mes de enero frenético, que comenzó con el 'caso Kepa'

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Durante gran parte del mandato como presidente de Josu Urrutia al frente del Athletic se ha considerado al Athletic un actor secundario del mercado de fichajes. De hecho, el club ha estado más de dos años sin contratar un nuevo jugador para colocar en su once inicial. 884 días han pasado desde el 30 de agosto de 2015 que llegó Raúl García por 10 millones desde el Atlético hasta el 30 de enero de 2018, momento en el que el club vizcaíno apostó por pagar 32 millones por Iñigo Martínez.

Una operación relámpago, aprovechando la inyección económica recibida por el Manchester City, que horas antes había pagado los 65 millones de la cláusula de rescisión. «Agradecerle a Iñigo este paso que da, estamos convencidos de que con altos y bajos podemos defender lo que nuestros aitites defendieron y agradecemos a la gente que da pasos por nosotros», dijo Urrutia en la presentación del jugador, que lucirá el '4' dejado por el nuevo central 'citizen'. «Afrontamos lo que viene en contra, seguimos adelante y tomamos decisiones por y para el Athletic. No había posibilidades de negociación, el pago de cláusula es ya un hábito, hacemos apuestas importantes por todos los renovados y sabemos que es una parte importante la económica pero el Athletic tiene un atractivo para otra gente», explicó Urrutia.

Enero ha sido un mes loco para el Athletic. 2018 comenzó con el temor de Kepa Arrizabalaga se marchase al Real Madrid. Debido a ello el club renovó a Iago Herrerín en una política de ampliaciones que también afectó a Iñaki Williams, que pasó a ser uno de los mejores pagados de la plantilla, y otros como Xabi Etxeita o Iñigo Lekue.

«Afrontamos lo que viene en contra, seguimos adelante y tomamos decisiones por y para el Athletic. No había posibilidades de negociación, el pago de cláusula es ya un hábito» JOSU URRUTIA

Más información

Anunció además el fichaje del internacional rumano Cristian Ganea, criado en Basauri y que pasó por distintos clubes vizcaínos, procedente del FC Viitorul Constanta de Rumanía a partir del 1 de julio de 2018 y hasta la temporada 2020-2021. Cuando parecía que la salida de Kepa era inminente el club logró renovar al portero y optó por dar salida a Eneko Bóveda al Deportivo.

«La propuesta que me han hecho ha sido muy importante pero con el contrato anterior de la Real tenía la vida resuelta. Todo ayuda pero vengo a un grande y, al final, eso es lo que más me ha tirado en estos momentos, cada año se va a pelear por algo» IÑIGO

Con eso contaba dejar cerrada la plantilla el Athletic, pero la aparición del City con Laporte provocó un efecto dominó que afectó a la Real Sociedad, que ahora se ha quedado sin futbolista a un día de cerrarse el mercado. «La propuesta que me han hecho ha sido muy importante pero con el contrato anterior de la Real tenía la vida resuelta. Todo ayuda pero vengo a un grande y, al final, eso es lo que más me ha tirado en estos momentos, cada año se va a pelear por algo», explicó Iñigo en su primera rueda de prensa como 'león'. «Comprendo que estén enfadados en el sentido de que me haya marchado, la decisión es la adecuada para mí. Digerir para un aficionado de la Real que un jugador se marche al Athletic no entra en la cabeza de muchos. No ven otro club y menos si te vas al Athletic», apuntó.

Jokin Aperribay explicó lo sucedido a sus socios. «A mí me ha dicho que era una oferta irrechazable (se rumorea que pasará a ser el mejor pagado de los leones con un sueldo cercano a los 5 millones) del Athletic y tengo que creerle. Si la oferta económica no hubiese sido tan alta, creo que Iñigo estaría hoy con nosotros. Cuando le renovamos la Real hizo el máximo esfuerzo económico. Iñigo ya es historia. Aquí estamos para afrontar el presente y el futuro con fuerza, no para lamentarnos. Estamos orgullosos de todos los jugadores que visten la camiseta de la Real, aquel que no quiera hacerlo lo mejor que puede hacer es marcharse. La Real tiene mucha fuerza en su cantera», explicó triste el mandatario, que no quiso verbalizar el cabreo que existe en el club donostiarra con lo sucedido.

«Si la oferta económica no hubiese sido tan alta, creo que estaría hoy con nosotros. Iñigo ya es historia. Aquí estamos para afrontar el presente y el futuro con fuerza, no para lamentarnos» jokin aperribay

«Seguramente gustaría más que me marchase a otro sitio antes que al Athletic, igual que si eres del Madrid y te vas al Barça, forma parte del fútbol y hay que entenderlo», afirmó el defensa internacional.

Enfado en San Sebastián

Algunos como Mikel Erentxun, el líder de la banda Duncan Dhu y socio de la Real, mostró su cabreo deseando «lo peor» al equipo vizcaíno a través de las redes sociales, si bien después rectificó. «Siento mi comentario anterior, estaba realmente cabreado. Siempre le he deseado lo mejor al Athletic y me he alegrado por sus éxitos. Pero fichar a mitad de temporada, a 48 horas del cierre, etc... no es muy elegante».

Urrutia quiso rebatir esa afirmación, recordando otras operaciones del pasado. «Para mí esta circunstancia no es nueva, ha venido más gente, mucha de la Real al Athletic, no es nuevo, Iñigo tiene una similitud pero es un jugador vizcaíno que los demás no eran».

«Es un gran fichaje. El chaval ha decidido venir aquí lo mismo que yo; no hay que darle más vueltas» JOSEBA ETXEBERRIA

Muchos recuerdan ahora a Joseba Etxeberria, que llegó al Athletic con 17 años por 550 millones de las antiguas pesetas (3,3 millones de euros), provocando un terremoto en las relaciones entre ambos clubes. «Es un gran fichaje. El chaval ha decidido venir aquí lo mismo que yo; no hay que darle más vueltas», afirmó el propio ex jugador en 'Onda Vasca'.

No de Benítez por Merino

En todas las ventanas para la contratación de jugadores, el Athletic intentó reforzarse pero la mayoría de las veces sin éxito para desesperación de Ernesto Valverde. Los soñados César Azpilicueta y Nacho Monreal se antojaron imposibles, Mikel Oyarzabal estuvo cerca pero fue blindado en el ultimo momento por la Real Sociedad mientras que en otros como Mikel Merino o Alex Berenguer llegaron tarde para convencer a Osasuna y terminaron en el Dortmund y Torino. Merino, ahora en el Newcastle después de que el Athletic negociase sin éxito con el Dortmund, fue tanteado en las últimas horas por el Athletic pero Rafa Benítez, técnico de las 'urracas', negó tal opción con un rotundo mensaje. «Mikel no se va a ninguna parte».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos