Hoy

jornada 24

Vietto derriba el muro armero

vídeo

Borja Ekiza (i) disputa el balón con Gerard Moreno. / EFE

  • El Villarreal se afianza en puestos de 'Europa League' gracias al gol de Vietto en el minuto 71

El Villarreal doblegó a un ultradefensivo Eibar gracias a un solitario gol del delantero argentino Luciano Vietto, que salió en la segunda mitad y en la primera pelota que tocó la envió al fondo de la portería con la colaboración del portero armero Irureta.

Marcelino realizó hasta ocho cambios en el equipo con respecto al once titular que jugó el pasado jueves ante el Salzburgo en la Liga Europa. Una clara muestra de la política de rotaciones que está aplicando el técnico a lo largo de la presente temporada, y que en esta ocasión estuvo fundamentada en el hecho de que el próximo jueves el jugarán en Austria su pase para octavos de final de la competición europea. Por su parte, el Eibar apostó por un planteamiento más defensivo que su rival, colocando a tres centrales en el eje de la zaga.

El Villarreal salió dispuesto a dominar el encuentro. Así, las primeras ocasiones no tardarían en llegar. Moi Gómez y Gerard Moreno tuvieron el gol en sus botas izquierdas, pero no acertaron a batir a Irureta en los primeros compases. El equipo armero fue poco a poco estirándose y disfrutó también de sus ocasiones, aunque no tan claras como las de los amarillos en la primera mitad.

La segunda parte empezó con una nueva oportunidad para el Villarreal. Gerard Moreno robó un balón y se lo cedió a Giovani para que el mexicano probara fortuna con la diestra, pero el esférico rozó la madera tras tocar en un contrario. El Eibar estaba cómodo en el campo y no sufría tanto como en los primeros minutos para mantener su portería a cero. Marcelino no lo veía claro y no tardó en consumir sus tres cambios, dando entrada a Musacchio, Cheryshev y Vietto antes del minuto 70 del partido.

La jugada le salió perfecta. En el primer balón que tocaba, Vietto marcó el 1-0. El delantero argentino aprovechó un precioso taconazo de Giovani para disparar con su pierna diestra y del resto se ocupó Irureta, que falló estrepitosamente en su intento de blocar el balón, que acabó dentro de la portería. El guardameta armero se rehizo poco después. Moi Gómez conectó un zurdazo a la altura del punto de penalti e Irureta voló para evitar el 2-0 con una espectacular intervención. De ahí hasta el final el Eibar buscó el empate adelantando sus líneas, pero no lo encontró.