Hoy

Mercado

Marco Asensio, el ‘apagafuegos’

Carlo Ancelotti.
Carlo Ancelotti. / EFE
  • El Real Madrid anuncia el fichaje del joven del Mallorca después de una cena de técnicos y empleados con cánticos ‘antiatléticos’

El Madrid disfrutó en los últimos días de uno de los mejores momentos de su historia y no quiere enturbiarlo ahora. Con una racha de 17 victorias consecutivas, Carlo Ancelotti intenta de nuevo mantener su mano izquierda dentro y fuera del campo para prolongar el buen ambiente mientras que otros se afanan en encender nuevos fuegos en el club.

El último incidente que puede enturbiar las aguas tranquilas por las que navega el técnico italiano y sus jugadores se produjo en la madrugada del pasado jueves en un restaurante de la capital de España. El preparador invitó a numerosos empleados del club (hasta 60) junto a su amigo Arrigo Sacchi para alentar el sentido del grupo en una cena con actuación de un grupo flamenco incluida. Sin embargo, en plena euforia uno de los presentes -todavía no identificado- se animó a cantar con el micrófono consignas que los ultras blancos suelen dedicar al Atlético de Madrid. Según se observa en las grabaciones de las cámaras de Cuatro, Ancelotti se encontraba en el lugar y fue uno de los que escuchó al animado madridista con numerosos aplausos que corearon la ocurrencia. «¿Qué pasa, colchonero? / todavía no te has dado cuenta / de que Europa es nuestra / y vosotros sois la vergüenza. / Van pasando los años / jugadores, también dirigentes / pero no te das cuenta / de que el problema lo tiene la gente / Un ganado de infelices seguidores / aficionados acomplejados y llorones / que no aguantan ser eternos segundones / yo sé que duele / yo sé que es feo / pero al Atleti le faltan huevos», cantó el desconocido misterioso.

En una semana en el que cada gesto se ha mirado con atención después de la reyerta cercana al Vicente Calderón que terminó con un ultra muetro presuntamente por un golpe con una barra de hierro, la actuación blanca trastocó el barco de un Ancelotti que esperaba llegar ante el Celta con el viento a favor. «De verdad no he escuchado esto. Si ha salido no es bueno ni correcto. Tuvimos un cantante de flamenco pero al final no sé si ha pasado algo», se defendió Ancelotti, a quien se le abre un nuevo frente en casa cada vez que trata de relajarse al timón. La diferencia es que en esta ocasión el entrenador italiano se encontró con que su iniciativa para aumentar la cohesión del grupo encendió otro asunto para él, el habitual capitán ‘apagafuegos’. «Era solo para agradecer. No hablamos de este récord, lo más importante es seguir ganando y jugando bien», terció en busca de otra salida.

Un fichaje a mano

Esta vez quien ayudó a cambiar la mirada hacia otro lado fue el club. Durante la tarde el conjunto presidido por Florentino Pérez anunció el fichaje del joven Marco Asensio, futbolista de 18 años del Mallorca. Según el club blanco, el jugador firmó un contrato de seis temporadas, aunque será cedido al conjunto balear para que termine la campaña en Segunda División y los técnicos han previsto una nueva cesión del centrocampista para la próxima temporada en un equipo de Primera División. El jugador revelación de la primera fase del campeonato después de liderar la remontada de 14 puestos en cinco jornada del Mallorca, costará al Real Madrid más de 3,7 millones de euros después del acuerdo alcanzado con el directo deportivo del Mallorca, Miguel Ángel Nadal. Asensio debutó con 17 años y jugó 20 partidos en la pasada campaña, mientras que en la presente el futbolista zurdo que suele jugar por la banda ha completado 14 encuentros -todos titular- en los que ha anotado tres goles y antes de llegar ya ha echado una mano a Ancelotti.

Con el anuncio del traspaso del joven el Real Madrid confía en mantener el aire positivo del vestuario. «El ambiente es muy bueno por ganar muchos partidos», reconoció Ancelotti en la rueda de prensa previa a la visita del Celta, octavo en la clasificación. En el plano deportivo el viento a favor apenas se ha desviado. La ausencia de Isco, que será suplida por Illarramendi -titular en Liga 73 días después-, quien acompañará a Kroos en un once de gala que se añadirá a un estadio con todas las entradas vendidas para la cita.

En el bando celtiña la principal duda es si el chileno Fabián Orellana podrá recuperarse de su esguince en el hombro izquierdo. Si el sudamericano no está disponible será Augusto quien ocupe su puesto en una delantera con pólvora completada por Nolito y Larrivey. Aunque el equipo gallego ha encadenado tres derrotas consecutivas, sus antecedentes son una victoria en el Camp Nou (0-1) y un empate en el Vicente Calderón (2-2).

Temas