Hoy

Atlético

La «reinvención» pasa por Mandzukic

Mandzukic.
Mandzukic. / Reuters
  • El primer triplete del croata avala la diferente estrategia del ‘ejército cholista’, renovado con diez incorporaciones esta temporada

Cuando el Atlético cayó hace un par de jornadas de Liga en feudo de una corajuda Real Sociedad, ya sin Jagoba Arrasate en el banquillo, arreciaron las críticas al equipo rojiblanco y a Mario Mandzukic, a pesar de que el delantero croata marcó el primer gol del partido. Se le reprochó ser lento, con poca movilidad y tendencia a descentrarse e irse de los partidos si no está a gusto en el campo y se siente un islote en punta. Perdía en todas las comparaciones con Diego Costa. Tras su primer triplete, firmado en el duelo de Champions ante Olympiacos que selló la clasificación del Atlético a octavos, todo son parabienes para el ariete balcánico, con quien la UEFA cometió un grave desliz con ocasión de ese choque del martes al ‘nacionalizarle’ bosnio. Nació hace 28 años en la pequeña ciudad de Slovanski Brod, cerca de la frontera con Bosnia-Herzegovina, pero Mandzukic es croata y presume de ello.

Aparentemente lento, tosco y con serias dificultades para conducir el balón y marcharse en carrera, el ariete sufre porque la sombra del ariete hispano-brasileño es alargada. Costa ganaba las batallas contra el mundo y le daba la vida a los rojiblancos. Un simple pelotazo al espacio servía para que fabricase un gol, una ocasión clara, una falta o un saque de esquina. Marcó 36 goles en 51 partidos en el último ejercicio. Mandzukic, con la nada despreciable cifra de 11 goles en 17 partidos jugados hasta ahora, es un delantero completamente diferente. Es el típico ariete clásico de área, un portento en el juego de cabeza pero con serias dificultades para brillar lejos de la zona de definición. Necesita que le alimenten porque es un rematador, no un buscavidas. Representa como nadie la remodelación a la que se ha tenido que someter el campeón de Liga y el subcampeón de Europa, quizá con mejor plantilla pero con peor equipo titular que el curso pasado.

Cholo Simeone dio con la clave tras el duelo ante el Olympiacos de Míchel. «Mandzukic es intenso y lo contagia al equipo. La clasificación en Europa después de un comienzo difícil y con mucho esfuerzo y sus tres goles hablan bien de cómo se está reinventando el equipo para seguir siendo competitivo. Hemos fichado a 10 jugadores nuevos y eso habla muy bien del nivel del grupo», dijo el técnico. Suplir a tipos como Courtois, Filipe Luis y Diego Costa resulta harto difícil.

Ciertamente, este Atlético en el que el francés Griezmann juega menos de lo esperado y apenas entran en escena el portero esloveno Oblak y el delantero italiano Cerci, a pesar de que fueron peticiones expresas del técnico argentino, es muy distinto al anterior. A pesar de que mantiene su estructura defensiva y esa intensidad innegociable para el cuerpo técnico, está en pleno proceso de reconversión. Trata de tocar más, penetrar más por banda, llegar hasta la línea de fondo y ser menos vertical y directo. No es letal al contragolpe pero dispone de más alternativas.

Principio y final

Mandzukic es el principio y el final, un jugador clave y al que sus compañeros le tienen cariño porque entienden que lo da todo aunque a veces parezca cabreado en el campo. «Le valoramos mucho por su pelea, su lucha y su compromiso», destaca Juanfran. Es un delantero de garantías porque lo demostró en el Dinamo de Zagreb, el Wolfsburgo y el Bayern de Múnich, donde conquistó la Champions, un Mundialito de clubes y dos Bundesligas, entre otros galardones, y anotó 46 goles en 83 partidos jugados en dos campañas. Del éxito de ‘Súper Mario’ depende el triunfo del remozado Atlético.