Hoy

FÚTBOL | PRIMERA DIVISIÓn

Errasti revive un derbi vasco que le cambió la vida

Errasti, en un partido de la temporada pasada.
Errasti, en un partido de la temporada pasada. / Félix Morquecho (Diario Vasco)
  • El centrocampista del Eibar, forjado en Zubieta, acaparó elogios de Bielsa hace dos años cuando jugaba en Segunda B y cobraba 30.000 euros

  • El pilar del conjunto armero, que en una eliminatoria de Copa de 2012 ante el Athletic compartía vestuario con su hermano, es el primer eibarrés que juega en Primera

  • «Lo mejor es seguir igual; con humildad pero sin temer a nadie, tomarnos los partidos como si fuesen los últimos y disfrutar»

Un buen partido ante el Athletic, al que se enfrenta este sábado, hizo que centrase todas las miradas durante una eliminatoria de Copa del Rey a finales de 2012. Un comentario realizado por Marcelo Bielsa después de que el Eibar hubiese vencido al equipo rojiblanco en Copa -«me ha agradado el volante de contención, es un jugador muy ordenado», destacó el rosarino-, provocó que su nombre sobresaliese entre los armeros dirigidos Gaizka Garitano.«No le das la importancia que tiene en un primer momento, pero sí que tuvo un significado especial que un entrenador del calibre de Bielsa me elogiase. Fue bonito para mí sobre todo porque el equipo pasó de ronda y ahí empezó toda esta etapa tan bonita». Así recuerda Jon Errasti, que por aquel entonces era un joven al que meses antes no había renovado una Real Sociedad que creía tener cubierto el puesto con Illarramendi, Bergara y Pardo, aquel primer duelo profesional contra el Athletic. «Mi hermano Andoni (de 20 años y ahora cedido al Lagun Onak) era el tercer portero del Eibar en aquella eliminatoria y en Ipurúa estuvo en el banquillo. Es un recuerdo especial haber podido compartir con él un éxito como aquel».

Todo sucedió semanas después de dudar entre irse a la MLS o fichar en Segunda B por el Eibar, el club que empezó a jugar y del que es socio desde que tiene 5 años. Escuchó a su corazón y se convirtió en uno de los fijos de un equipo que ha logrado un doble ascenso consecutivo, hito nunca imaginado por nadie en la ciudad. «Hemos vivido de todo en estos últimos meses», recordando que ascendió a Segunda División en su primera campaña tras eliminar al Athletic de la Copa y el curso pasado fue un pilar para el título en la categoría de plata.

«Personalmente para un eibarrés jugar en Primera con su equipo es lo máximo, sobre todo si vienes de Segunda B. Nadie lo hubiera soñado hace años y encima estar yo en este equipo. Ver a Eibar volcada, compitiendo con estos equipos y estas ciudades, es mucho. Cumplo el sueño de todo eibarrés», reconoce con la sonrisa eterna en la cara cuando se le recuerda que otros futbolistas de la ciudad como José Eulogio Gárate no pudieron completar su sueño.

Salto de dos categorías

Es el hombre que sujeta al equipo, y lo viene haciendo en las tres categorías con aparente normalidad. «Ha crecido a pasos agigantados y se ha adaptado espectacularmente a Primera», reconoce Patxi Ferreira, segundo entrenador armero. «Esto es otro mundo, se notaba mucho el salto a Segunda el año pasado, imagina ahora en Primera. Hay más calidad y ritmo; quizá haya más espacios pero cuando no tienes el balón te bailan. La diferencia es abismal», cree Errasti. Ahora, el Athletic vuelve a aparecer en su vida después de «un buen inicio de campaña, sobre todo tras haber jugado contra Atlético, Villarreal o Real. Más allá de los puntos, creo que hemos demostrado que somos competitivo y podemos medirnos a cualquiera en el estadio que sea. Debemos trabajar y seguir con la misma humildad de estos años: respetar al rival pero sin tenerle miedo». El '8' azulgrana es de los que considera que la aventura de Primera División hay que saborearla. «Lo mejor es tomarnos los partidos como si fuesen los últimos y disfrutar. A veces sí que te da la tentación de mirar el calendario para calcular los puntos posibles contra los rivales que te tocan. Un punto ante el Villarreal, por cómo pasó todo, fue bueno. Antes de empezar la Liga no sé si contábamos con sacar estos 7 puntos».

No será la primera vez que Errasti visite el nuevo San Mamés, ya que la pasada campaña se acercó a ver el derbi ante la Real Sociedad como un aficionado más. «Estaba sin terminar uno de los fondos, pero es un campazo. Una vez que estás jugando dentro no piensas en el entorno, pero sí imponen de verdad estadios como éste o el Calderón. Vienes de jugar hace muy pocos en campos como el de Izarra o Amorebieta por lo que en ese sentido si se nota el ambiente, pero soy optimista y de los que piensa que nos toca disfrutar en ese campo. Siendo un derbi en el nuevo San Mamés, va a ser bonito e intenso. De lo mejor de la Liga». Advierte que «aunque ahora no esté en un buen momento, el Athletic es «uno de los fuertes de la Liga, sobre todo en su estadio. Es favorito en el derbi. Tiene un bloque muy competitivo. Juega a una intensidad muy alta, sabe lo que quiere en cada momento. Sabe liderar cuando domina la posesión y cuando no tiene el balón sabe apretar. Le vi el día del Barcelona y me gustó mucho. Le marcaron en el 80', después de haber tenido ocasiones de gol. No creo que no hayan sido inferiores a ningún equipo pese a las derrotas».

La ausencia de Ander Herrera

Uno de los factores del bajón rojiblanco parece ser que genera menos fútbol. «Puede influir la baja de Ander Herrera. Es un gran jugador si bien creo que tienen opciones de sobra para que no sea tan decisivo. Beñat, Iturraspe, Rico y además Unai o Aketxe, que son grandes jugadores, y para mí van a ser importantes en el futuro del Athletic», apunta antes de rememorar algunos piques con los 'leones'. «El Athletic históricamente ha sido el rival a batir cuando estaba en la cantera de la Real Sociedad y así lo he hablado con mis compañeros Eneko Bóveda y Borja Ekiza. Siempre ha sido un partido especial, querías ganarles un derbi pero de buen rollo. Ahora en Primera es igual, quieres ser mejor. Ya ganamos a la Real Sociedad y quiero hacerlo ahora contra el Athletic. Para el Eibar es algo histórico y para nuestra afición también. Se lo merece, siempre nos ha apoyado; estemos en la categoría que estemos siempre que demos el máximo. Seguro que será muy bonito ver más de mil allí en un campo con el nuevo San Mamés».

Ahora su cláusula de rescisión de su contrato, que acaba en 2016, ronda los 3 millones de euros, si bien no cree que Bielsa, que se quejó en Marsella de los fichajes prometidos y no ejecutados por el presidente, se vaya a acordar de él. «Seguro que tiene otros nombres antes que el mío», dice sonriendo.«Es un entrenador súper metódico, que está todo el día pensado en el fútbol. No sé qué jugadores tendría en su cabeza para fichar pero mira cómo van con los que tiene: líderes», reconoce antes de decir que está contento siendo el primer eibarrés en jugar en Primera División con la camiseta azulgrana. «Es un orgullo que quedará ahí para la historia. Llevo ese sentimiento muy dentro y desde que vine que subiera a Segunda. Luego fue todo de lujo. No sólo nos mantuvimos sino que hasta ascendimos. Les quiero devolver el cariño y la confianza que han puesto a mí». Autoexigente, desea ser mejor jugador cada campaña y ahora se pide marcar un gol en duelo oficial aunque sabe que cada tanto arrastra una maldición para sus rivales. «Con el Eibar sólo he hecho uno: al Racing en pretemporada y ellos bajaron, como pasó cuando hice uno con el Sanse al Palencia. Los últimos que he marcado han sido un poco trágicos. Habrá que dejarlo para el final y que sirva para que nos salvemos nosotros».

Alineaciones probables:

Athletic: Iraizoz, De Marcos, Gurpegui, Laporte, Balenziaga, Iturraspe, Beñat, Rico, Susaeta, Aduriz y Muniain.

Eibar: Xabi Iruretagoiena, Bóveda o Lillo, Albentosa, Ekiza o Raúl Navas, Abraham, Errasti, Dani García, Capa, Arruabarrena, Saúl y Ángel.

Árbitro: Velasco Carballo (Comité Madrileño).

Estadio y horario: San Mamés. 22:00. C+Liga y GolT.