Un detenido en Badajoz en la operación contra el fraude en apuestas deportivas

Palacio de Justicia de Zafra, en cuyo Juzgado de Instrucción número 1 se investiga el caso. :: / V. CONEJO

El Juzgado de Instrucción de Zafra, que investiga el amaño de tres partidos disputados en la región, ordena el arresto de 28 personas en todo el país

M. SÁIZ-PARDO / E. F. V.

Una investigación impulsada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Zafra permitió detener ayer a 28 personas en todo el territorio nacional por su presunta relación con el amaño de partidos de fútbol para conseguir premios en las casas de apuestas deportivas. Al menos uno de los arrestos se realizó en Badajoz, según ha confirmado una fuente conocedora de la investigación, pero no ha trascendido la identidad del investigado.

Esta operación se ha desarrollado casi un año después de que la Fiscalía Provincial de Badajoz denunciase ante el juzgado decano de Zafra las presuntas irregularidades detectadas en tres partidos de la Copa Federación: UD Fuente de Cantos-Jerez CF (7 de agosto de 2016), CD Don Benito-CD Badajoz (14 de agosto) y Jerez CF-CD Badajoz (21 de agosto).

Más información

La Policía desató ayer la macroperación contra esta trama. Los investigadores aseguran tener constatado que varios de los 28 detenidos participaron en el amaño de partidos, al menos en las temporadas 2016-2017 y 2017-2018, aunque están convencidos que la red comenzó a operar mucho antes.

Los epicentros del operativo estuvieron en las provincias de Murcia, Barcelona, Badajoz, Albacete y Madrid. La redada movilizó a más de 200 funcionarios de la UDEV, de la Unidad de Investigación Tecnológica y de Europol. Los agentes registraron oficinas, despachos, viviendas particulares y sedes de clubes.

Según revelaron fuentes de la operación, los investigadores sospechan que dos exfutbolistas, conectados con casas de apuestas en China a las que indicaban qué lances podían amañar, habrían convencido a diversos jugadores para que formaran parte de la trama. Uno de ellos, según las informaciones preliminares, sería el exjugador Jonan García, que llegó a jugar en Primera con el Athletic. García fue arrestado en su domicilio de Argentona (Barcelona). El bilbaíno sería presuntamente uno de los cabecillas de la red. Jonan debutó en Primera División con el Athletic un 30 de agosto de 2003 en San Mamés ante el Barcelona en la primera etapa de Ernesto Valverde en el banquillo. Dos años más tarde abandonaba la disciplina rojiblanca con destino al Castellón. Ciudad de Murcia, Aris Salónica, Ibiza, Huesca, Lleida, Écija, Guadalajara y Alavés fueron sus otros equipos.

Jonan García en un partido con el Athletic.
Jonan García en un partido con el Athletic. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ (EL CORREO)

5.000 euros de ganancia

Los atestados apuntan, incluso, que los futbolistas captados recibieron una breve instrucción para forzar las jugadas sin ser detectados. Algunos de los jugadores incluso habrían apostado a través de las casas de apuestas ‘on line’ implicadas en los partidos que ellos mismos disputaban. Esa información cuadra con la denuncia presentada en marzo pasado por la Fiscalía Provincial de Badajoz. Entonces se avanzó que un jugador del Jerez CF, equipo de la Tercera División extremeña, obtuvo unas ganancias próximas a los 5.000 euros tras apostar al número de córneres que se producirían en alguno de los partidos investigados. Para ello, habría apostado en dos casas de apuestas distintas.

La Fiscalía también dijo tener indicios de que D. A. H.C., que no es jugador de fútbol ni tiene relación con los estamentos futbolísticos, se reunió en los días inmediatamente anteriores al 21 de agosto con un jugador del Jerez para saber si era posible «hacer córneres» en ese partido. Para concertar ese encuentro le envió al jugador varios wasap.

Finalmente, el encuentro se produjo en el Bar El Metro de Zafra, donde existe una terminal que permite hacer apuestas deportivas. Habría sido allí donde D. A. H. C. le pidió al jugador del Jerez que hablara con sus compañeros de equipo para amañar el número de saques de esquina que se iban a producir en ese encuentro. Le ofreció 3.000 euros a cambio de ello «sin que se enterase el capitán, ante lo cual el jugador indicado abandonó el local».

La Fiscalía de Badajoz entendía que esos hechos podrían constituir los delitos de estafa o corrupción de negocios en la modalidad de apuestas deportivas, para los que se contemplan penas de prisión de entre seis meses y cuatro años.

Por lo que se supo ayer, las apuestas amañadas no eran sobre los resultados de los partidos, mucho más difíciles de controlar, sino sobre otros lances del partido como el número de penaltis y, sobre todo, de saques de esquina.

Las sospechas de la Unidad de Delitos Especializados y Violentos (UDEV) de la Policía se remontan a hace casi un lustro, cuando un número «desaforado» de clientes de casas de apuestas nacionales y chinas se comenzaron a interesar sin motivo aparente por los resultados de la Segunda División B española, pero sobre todo por los de la Tercera. Comenzaron a moverse decenas de miles de euros al otro lado del planeta en apuestas ‘on line’ de partidos que, sobre todo, se jugaban en Extremadura.

Las ‘mordidas’ a los jugadores, en su conjunto, no superaban los 3.000 euros. En el punto de mira están, además del Jerez CF, los equipos murcianos de Jumilla y Águilas.

Esta investigación tiene un precedente. El pasado abril, la Policía detuvo al entrenador del Eldense y al responsable del grupo inversor italiano que lo gestionaba ante las sospechas de amaño en un partido de fútbol de Segunda División B en el que el club alicantino perdió por 12 a 0 con el Barcelona B.

Sin constancia en la FExF

Pedro Rocha, presidente de la Federación Extremeña de Fútbol, precisó ayer que esta entidad no tiene constancia de que ayer se hubieran producido detenciones en suelo extremeño. El dirigente federativo dijo que la causa está bajo secreto de sumario y que apenas tenía la información que le llegaba a través de los medios. «Hay que dejar trabajar a la justicia. No es un tema cuyo foco esté en Zafra sino a nivel mundial. En Extremadura puede haber casos, pero nosotros no tenemos constancia de que hubiera detenciones ni registros hoy –por ayer– en nuestra región. Nosotros dimos traslado de una información que nos requirió la Fiscalía porque queremos colaborar en todo lo que podamos».

El presidente de la FExF pidió cautela y defendió que el fútbol extremeño «está limpio y en un gran momento» y que estos casos «no deben manchar la esencia» de nuestro balompié.

Esas declaraciones fueron expresadas en la presentación en Badajoz de la campaña antiviolencia de la FExF, cuya imagen y embajador es el colegiado internacional Jesús Gil Manzano, para quien los presuntos amaños «están haciendo mucho daño al fútbol», informa Marco Antonio Rodríguez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos