«Deseo que el Villanovense haga un equipazo la próxima temporada»

Pepe Cuevas, después de que el Villanovense ganara al Racing de Santander 2-0. :: e. d.
Pepe Cuevas, después de que el Villanovense ganara al Racing de Santander 2-0. :: e. d.

Unos días después de su adiós, Pepe Cuevas habla de los motivos, hace balance de sus 10 años en el cargo y no cierra la puerta a otros equipos Pepe Cuevas Ex director técnico del Villanovense

ESTRELLA DOMEQUE

Túnel de vestuarios del Romero Cuerda, minutos antes de comenzar el partido. Da igual el rival, ahí está él para dar la última arenga a los jugadores antes de saltar al campo. Es Pepe Cuevas, oficialmente director deportivo, aunque para muchos es algo más que eso. Sin embargo, esa escena no se repetirá la próxima temporada. Tras doce años vinculado al Villanovense, casi la mitad de la historia de los serones, Cuevas se despide dejando el club en lo más alto. Todos recordarán sus éxitos, también él, se queda con lo bueno, aunque deja espacio a los malos momentos. Pero sobre todo, de esta experiencia se lleva muchos amigos sobre el césped.

-¿Cuál es el motivo de su adiós?

-Ha sido una decisión difícil, muy meditada después de tantos años. El presidente quería que continuara, pero le expliqué mis motivos. No me veía haciendo un nuevo proyecto, tenía mucho desgaste y no encontraba la ilusión necesaria para confeccionar un nuevo proyecto en el Villanovense.

-Después de 12 años, ¿Cuál es el balance que hace de su paso por el Villanovense?

-A nivel deportivo, cuando llegué nos encontramos un club muy aficionado y doce años después dejamos un club muy profesional. Hemos tenido altibajos, tanto en lo deportivo como en lo económico. Ahora todo el mundo habla del plantel del Villanovense, de los playoffs, de la Copa del Rey, de cuatro años seguidos en Segunda B, pero también hemos pasado años de subir y bajar, y de pasar penurias. Y eso lo digo siempre, que también se lo tengo que agradecer al presidente, que ha confiado en mí siempre, para lo bueno y lo malo.

-Y en lo personal, ¿qué le deja?

-La satisfacción de ser una persona conocida en el mundo del fútbol por ser buena persona. Esa es mi meta en la vida, no tengo otra, no quiero ser rico ni pobre, ni de otra manera, solo ser buena persona. Y creo que en el mundo del fútbol se me conoce por ser buena persona.

-Es un año que no ha podido ir mejor a nivel deportivo, deja el pabellón muy alto para el siguiente, ¿no?

-Los retos están ahí y espero, confío y deseo que el Villanovense haga un equipazo la próxima temporada. Y que en vez de ser terceros, seamos campeones y al año que viene por estas fechas estemos celebrando un ascenso o algo grande. De verdad es lo que quiero, de corazón, en mi cabeza no cabe que me pueda alegrar por algo malo que le pase al Villanovense.

-¿Le seguiremos viendo en el Romero Cuerda?

-Eso está claro. Iré cada domingo, si puedo iré a algún entrenamiento. Es lo que me gusta y lo seguiré haciendo como un aficionado más.

-¿Cree que el club va a seguir profesionalizándose?

-Creo que se debe profesionalizar más todavía en todos los aspectos, no sólo en el deportivo, sino también a nivel de institución, de prensa, de marketing o de marca. Se están poniendo las bases necesarias para poder crecer. Hace falta una inyección económica, pero el presidente y su equipo en este sentido hay que quitarse el sombrero, porque ellos han buscado siempre dinero para hacer el Villanovense mucho más grande.

-Es imposible poner una cifra a todos los jugadores con los que ha tenido contacto, ¿pero con qué plantilla se quedaría?

-Con las dos plantillas de los playoffs, la de Julio Cobos y la de Manolo Sanlúcar. Si me das a elegir entre las dos, elegiría la de este año, porque esta plantilla además de sacar buenos resultados ha sido capaz de divertir al Romero Cuerda y también trabajamos para que la afición se divierta y este año lo hemos conseguido. Cuando el equipo juega bien y encima obtiene resultados, es dominador, te apetece más ir al campo. Mientras que el equipo del otro playoff era muy peleón, pero no tenía un fútbol que enamoraba.

-Entre los entrenadores, ¿con quién se quedaría?

-Destacarían Julio Cobos y Manolo Sanlúcar, son los dos que me quedarían en la retina de los que han pasado. Hemos tenido muy buenos técnicos, como Jaime Molina o Domingo Suero, me querría acordar de todos, pero son ellos dos los que han hecho algo más grande.

-¿Qué le deparará el futuro a Manolo Sanlúcar?

-Creo que el año que viene va a tener un gran equipo, va a hacer una gran campaña. Quiero lo mejor para él, porque me ha demostrado ser una persona íntegra, fiel, leal y que muere con sus ideas. Eso es fundamental en un entrenador, le mostré mi apoyo desde el principio y él me ha correspondido como se merecían las circunstancias.

-Sus plantillas, desde la primera en la 2006-07, han sido siempre un equilibrio entre los hombres de la casa y los fichajes de fuera.

-Si me hablas de jugadores, no tengo nada más que uno. Han sido muchos y que me han dejado muy buenos amigos, pero sin duda me quedo con Ángel Pajuelo. Él es mi alma gemela, somos los dos que más tiempo llevábamos en el club junto con David y donde se ponga Pajuelo no hay nada que hacer. Es el alma del Villanovense, no sólo es importante porque sea buen jugador, que lo es, sino que muchas veces no se le valora la importancia que tiene dentro de un vestuario. Es más, ni él mismo se lo valora. Aparte de la personalidad que tiene, que es más bueno que el pan, tanto que cuando negociaba con él era yo el que le decía que se subiera el sueldo.

-Gálvez, Jair, Owona, Salvi, Álvaro Ratón... Jugadores que llegaron del Villanovense de su mano y que hoy triunfan en el fútbol profesional.

-A ellos los considero mi cinco trofeos, porque que de un club humilde como el Villanovense salgan cinco jugadores al fútbol profesional, saber que tú has puesto tu granito de arena para que lleguen hasta ahí y hacer que tengan una vida mejor, me llena de satisfacción. Como anécdota, Salvi llegó aquí y pudo vivir por primera vez con su novia y con su hijo, está aquí loco de contento, hace un año espectacular, se va al Cádiz y allí se ha ganado lo que es, una de sus figuras. O Jair, que no se me olvida que después de dos cesiones tuve que ir un día a su oficina porque no quería venir a la pretemporada y le tuve que convencer. Con los cinco he tenido contacto después de esta decisión y me han dado ánimos, algo que significa mucho para mí.

-Aunque también habrá jugadores que no hayan rendido tan bien.

-Como siempre digo, si se equivoca el Real Madrid, que tiene mil scouting y ven 300 vídeos, no nos vamos a equivocar nosotros, que lo tenemos que hacer con cuatro vídeos, por ordenador y con cuatro llamadas de teléfono.

-Se plantea ser el director deportivo de otro equipo que no sea el Villanovense.

-Sí, por qué no. Siempre tengo mis reticencias con algunos equipos, salvo que me llegue una oferta mareante (bromea). No cierro la puerta a nadie, si mañana me llama un equipo que me convence para ser director deportivo, no me hace falta esperar al año que viene, me voy en esta temporada. Mis colores son mis colores, pero lo que me gusta es esto y si lo puedo hacer en otro sitio también me gustaría. Me costaría trabajo robarle un jugador al Villanovense, pero lo haría. Tengo claro que quiero seguir haciendo cosas relacionadas con el fútbol, estoy barajando posibilidades, si es una dirección deportiva, mejor, porque es lo que más me gusta.

Fotos

Vídeos