Hoy

DIECISEISAVOS | VUELTA

Escandalosa goleada de La Masía al Huesca

Escandalosa goleada de La Masía al Huesca
/ EFE
  • El canario marcó tres tantos en la primera mitad, en un duelo en el que los canteranos azulgrana no tuvieron piedad de los oscenses

  • Luis Enrique perdonó a Montoya, al que primero colocó de lateral diestro hasta que entró Douglas, pitado por la grada

  • Todos los tantos, menos el de Adriano, los marcaron futbolistas forjados en La Masía

Los canteranos del Barcelona no quieren perder el tiempo en la Copa y borraron a base de goles la ilusión del modesto Huesca en una primera parte en la que Pedro demostró que la Copa del Rey y diciembre son buenos compañeros de viaje. El canario, que ha marcado más goles que cualquier otro azulgrana en las dos últimas temporadas de la Copa del Rey, logró un hat-trick completo: cabeza, izquierda y derecha. Todo sucedió después de que Juan Esnaider hubiese tenido dos clarísimas de gol nada más empezar ante Masip, que se estrenó bajo los palos en una rotación nunca vista en la portería del Camp Nou en cuatro meses (Bravo suma 15 partidos, Ter Stegen 7 y Masip uno).

El punta del equipo oscense demostró las condiciones heredadas de su padre, pero le faltó el acierto que tuvo el que fuera punta del Zaragoza y los dos equipos de la capital. Una vez que Iniesta, Sergi Roberto, quizá en su mejor día, y Pedro empezaron a combinar la cosa no tuvo más historia. Todos los goles, menos el del multiusos Adriano, fueron de jugadores forjados en La Masía. Viendo el Barça-Huesca, parece muy evidente que estas eliminatorias deben ser a partido único. Y no porque no acudiesen aficionados, ya que hubo media entrada (44.864) pese al 0-4 de la ida y ser a las 22 horas.

En la segunda mitad llegaron los cambios de Luis Enrique, que dejó en el vestuario a Pedro e Iniesta y la velocidad descendió un punto. Apareció en el campo Douglas, silbado en sus primeras intervenciones, pero que no se arrugó aunque tampoco tuvo una actuación brillante. Puso ganas, no tantas como Sandro que al final consiguió marcar y es el único jugador de la plantilla que ha marcado en las tres competiciones, pero su fichaje sigue siendo un caso inexplicable, más viendo que Montoya rinde como mínimo a su nivel.

Lo más destacable del segundo acto, sobre todo tras irse de un Munir que mostró su velocidad y acierto en el pase, fue comprobar la polivalencia de jugadores como Adriano, que marcó en un partido en el que actuó en tres posiciones distintas o el propio Montoya, que pasó a ser lateral zurdo. La entrada de Traoré agitó al equipo, que logró el séptimo y siguió buscando conseguir un registro histórico ante el pundonoroso conjunto aragonés de 2ª B, que hizo el del honor por medio de Gaspar y Carlos David. A la salida de un córner, confirmando que los problemas defensivos no saben de rivales ni de edades.