Hoy

A Rai aún le queda su último vals

Rai intenta zafarse de Asiel, del Cacereño. :: J. REY
Rai intenta zafarse de Asiel, del Cacereño. :: J. REY
  • El ya exfutbolista estará acompañado este domingo por antiguos compañeros como Toni o Sergio Sánchez en un partido homenaje

Entre Segunda División B, Tercera y la antigua Preferente suma más de 500 partidos, cerca de 200 goles y cariño. Mucho cariño. Raimundo Rosa (Cáceres, 22 de febrero de 1980), conocido futbolísticamente como Rai, abandona el fútbol en activo dejando a su paso una huella que será difícil de borrar en la escena regional en general y cacereña en particular. El talentoso delantero, que ha basado toda su amplia trayectoria deportiva en equipos de la mitad norte de la región -Cacereño, Miajadas, Diocesano, Plasencia y Amanecer- colgó las botas este pasado domingo en el equipo de Sierra de Fuentes, con el que esta temporada ha logrado la permanencia por segunda campaña consecutiva. Y como colofón a toda su andadura pisando áreas rivales, él mismo anotó uno de los goles en la victoria de su equipo por 3-2 frente al Calamonte, en el que fue su último encuentro oficial.

¿Cómo lleva estos primeros días como exjugador de fútbol? «Es una sensación un poco rara, pero es una decisión que ya tenía meditada desde principios de año. Ya sabía que esta iba a ser mi última temporada». Una campaña final en la que Rai, que ha firmado ocho goles, celebra que el Amanecer se haya asentado en la Tercera División gracias al trabajo de sus hasta ahora compañeros y en especial del técnico José Romero, reconoce.

Echando la vista atrás, Rai rememora con nostalgia algunos de sus mejores momentos, «como cuando quedamos quintos con el Miajadas en una temporada en la que Toni y yo metimos 21 goles cada uno, o el día del ascenso con el Cacereño, cuando tuvimos un recibimiento inolvidable en la plaza y toda la gente coreaba nuestros nombres». También guarda en el cajón de los buenos recuerdos aquel 27 de diciembre de 2008, cuando jugó con la selección extremeña en el Príncipe Felipe ante Perú, un partido que finalizó con empate a dos: «Me llamaron a última hora y anoté los dos goles del equipo». Y no olvida ciertos momentos menos brillantes, como la lesión que le tuvo un año apartado de los terrenos de juego en su momento álgido cuando militaba en Segunda B con el Cacereño: «Afortunadamente salí adelante y pude seguir jugando».

Algunos de esos momentos los podrá comentar in situ con los excompañeros que este domingo acudirán a su partido homenaje organizado por el Amanecer, que tendrá lugar a las 12.00 horas en el Municipal de San Isidro: «La pena es que coincide con el partido del Cacereño, al que deseo toda la suerte para que ascienda». En este último vals de Rai sobre el verde estarán hombres como Toni, Ito o Sergio Sánchez, con destacadas ausencias como la de Gonzalo, Lolo Guerrero o Rocha, por causas obvias. «Echaremos de menos a mucha gente, pero lo disfrutaremos los que estemos».

A falta de tan solo un curso para acabar su formación como entrenador nacional, el ya exfutbolista continuará ligado al mundo del balompié, compaginando su profesión de taxista con la de los banquillos. De hecho, este curso ya ha dirigido al filial del Amanecer.