Hoy

PRIMERA FEMENINA

LaLiga pone buena nota al Santa Teresa

En primer plano, Miguel Ángel Rodríguez de la Calle, María Jesús Vega y Pablo Ritoré; detrás de ellos, Pedro Malabia y David Baixauli, ayer en los pasillos del Ayuntamiento de Badajoz . :: Pakopí
En primer plano, Miguel Ángel Rodríguez de la Calle, María Jesús Vega y Pablo Ritoré; detrás de ellos, Pedro Malabia y David Baixauli, ayer en los pasillos del Ayuntamiento de Badajoz . :: Pakopí
  • La próxima temporada, los partidos televisados del equipo pacense se jugarán en el Nuevo Vivero

El Santa Teresa pertenece a un club muy selecto, el de los equipos de Primera Femenina, una competición ahora sí profesional, abrazada por LaLiga y que por lo tanto debe regirse por las normas de Javier Tebas y compañía. Esas normas incluyen pasar exámenes casi semanales y alguno periódico como el que tuvo ayer con la visita de Pedro Malabia, director de Fútbol Femenino, y David Baixauli, jefe de Control Económico de LaLiga. El equipo de Pablo Ritoré pasó la auditoría con nota, y además, recibió el reconocimiento de sus vigilantes por su capacidad de crecimiento, un crecimiento que pasa, obligatoriamente, por el Nuevo Vivero.

«Han venido a analizar todos los departamentos del club, desde el económico al de marketing, y nos han felicitado por cómo estamos haciendo las cosas», presume Pablo Ritoré. «En un año hemos tenido que hacer muchas cosas nuevas, pero el esfuerzo ha merecido la pena y nos han calificado de club modelo, que para nosotros es importante».

La visita de LaLiga incluía una vista a las instalaciones deportivas, sobre todo se buscaba una nueva opción para los partidos televisados. Una de las razones por la que al Santa Teresa sólo se le ha retransmitido un partido en casa esta temporada es porque El Vivero no permite una colocación idónea de las cámaras. Y la solución la han encontrado en el Nuevo Vivero. «Se han quedado sorprendidos del estadio que tenemos en Badajoz», explica Ritoré. Aunque de lo que realmente se han sorprendido es de lo infrautilizado que está. Ahora mismo, en el Nuevo Vivero entrena el Badajoz un día a la semana y juega una vez cada 15, algo que se justifica principalmente por una cuestión económica. «Han dicho que el Nuevo Vivero es un diamante en bruto». Un diamante que habría que pulir con un dinero que podría llegar desde LaLiga. En las conversaciones se ha hablado incluso de que el Nuevo Vivero podría albergar concentraciones invernales de equipos profesionales del norte de Europa, que no suelen encontrar campos tan atractivos para entrenar huyendo de la nieve.

Sea como fuere, lo que es seguro es que la temporada próxima, los partido que Mediapro quiera retransmitir en directo se jugarán en el Nuevo Vivero, una opción que ven con buenos ojos en el Ayuntamiento de Badajoz, dueño de las instalaciones, al que la comitiva visitó ayer para hablar, entre otras cosas, de ese tema.

Jugar más partidos que los televisados en el Nuevo Vivero, no es la mejor opción deportiva para el actual Santa Teresa, pero Pablo Ritoré no lo descarta para un futuro próximo. «Si llegamos a los 3.000 abonados, o si nuestro equipo tuviera dos delanteras potentes que pudieran aprovechar los espacios...» sueña despierto Ritoré.