Hoy

PRIMERA FEMENINA

Esto no es Finlandia

Hälinen cae ante una defensora del Rayo Vallecano. :: J. V. Arnelas
Hälinen cae ante una defensora del Rayo Vallecano. :: J. V. Arnelas
  • El Santa Teresa visita a un Oiartzun que lucha por salvar la categoría pero al que nunca ha conseguido ganar

Badajoz. Dice Juan Carlos Antúnez que el Santa Teresa se juega su futuro en esta liga en ocho días. Los que van desde hoy hasta el próximo domingo. Después de la derrota de la semana pasada en casa ante el Rayo Vallecano, el equipo ha hecho «borrón y cuenta nueva» y sabe que la visita de hoy al Oiartzun (Karla Lekuona, 12.00 horas) y el partido del próximo domingo ante el Zaragoza (El Vivero, 12.00 horas) medirán sus opciones de jugar su primera Copa de la Reina. Unas opciones que pasan por no repetir en la segunda vuelta la racha negativa de la primera. «No podemos meternos en la misma dinámica en la que caímos de octubre a diciembre», sentencia Antúnez.

Hace ahora 15 jornadas, el Santa Teresa había firmado con el Rayo la primera de cuatro tablas consecutivas -Rayo, Oiartzun, Zaragoza y Valencia- a las que luego encadenó cuatro derrotas sin descanso -Espanyol, Atlético de Madrid, Albacete y Levante-. Un viaje que sacó de los puestos de Copa a las pacenses. Un viaje que de repetirse sería difícil de reconducir.

El primer mal paso ya está dado, ahora toca enderezar el rumbo lo antes posible. Pareciera que visitar al Oiartzun, décimo tercero con 14 puntos a sólo dos del descenso que marca el Espanyol, puede ser un buen bálsamo, pero la verdad es que el Santa Teresa nunca ha ganado a las donostiarras. La temporada pasada, la primera que ambos equipos coincidieron en Primera, El Oiartzun empató en Badajoz (1-1, con un gol de Nerea en el 94') y ganó en su casa (3-2, con un gol de Esty en el 92'). Esta temporada, en el partido de ida disputado en El Vivero, Estefa consiguió el empate a dos de penalti y en el 88'.

A Antúnez no le gusta enfrentarse al Oiartzun -«Es un equipo muy duro que se está jugando la vida»-, y mucho menos hacerlo en su campo -Es de césped natural, pero irregular y muy pequeño, lo que les favorece a ellas, que hacen la mayoría de sus goles de cabeza»-. Pero es lo que toca y tendrá que trabajar. «Si conseguimos igualar el partido en lo físico, tendremos nuestras ocasiones en lo técnico. Habrá que bajar la pelota al suelo», explica el técnico pacense, que no contará para el partido de hoy con Tia Hälinen, que tiene un golpe en el tobillo; por contra, recupera a Tomi. Chica no está al cien por cien, pero se sentará en el banquillo por si fuera necesaria como la japonesa.

Sin la referencia de Hali arriba, Antúnez sacará de inicio a su compatriota Ria Öling, que aunque no es su lugar natural, hoy la centrocampista compartirá ataque con Estefa y Peke. Ambas se están adaptando a su nuevo equipo y a un nuevo fútbol, y aunque tienes mucho que asimilar, su técnico está satisfecho con ambas finlandesas.

La semana pasada ante el Rayo, Hali se mostró muy competitiva, tal vez demasiado, «hizo un poco la guerra por su cuenta», explica Antúnez, que aunque prefiere un poco más de orden en sus jugadoras, avala que la delantera finlandesa sea una líder en el campo. Al técnico le toca ahora adaptar los bríos de Hali a un fútbol de más control como es el español y utilizarlos a su favor.

Aunque Hali, lleva casi un mes en Badajoz, sus compromisos con la selección finlandesa le han impedido entrenar con normalidad, por eso Antúnez no la exige mucho más. Hoy hubiera sido muy valiosa por su juego físico.

También está por explotar Ria, que hoy estará por primera vez en el once inicial gracias a su talento y a que «se ha soltado muy rápido», explica Antúnez, que también se ha propuesto desacelerar el juego de Ria. Traerla a España cuanto antes.