Hoy

DIVISIÓN DE HONOR

Diocesano y La Cruz, sin objetivos, pasan a ser jueces en la lucha por la salvación

Pues al final va a resultar un poquito insulsa la recta final de liga para los equipos extremeños de División de Honor Juvenil. A falta de cuatro jornadas para acabar, el Diocesano materializó la permanencia matemática la semana pasada y La Cruz Villanovense ya lleva más de un mes descendido.

Incluso, es bastante difícil que ambos puedan moverse del puesto que actualmente ocupan. El Diocesano es séptimo y La Cruz Villanovense cierra la clasificación.

Son prácticamente los dos únicos equipos de la competición que no se juegan nada. No así sus rivales. Para empezar, el Dioce viaja a Ávila para medirse esta tarde (16:00 horas) a su 'tocayo', el Colegio Diocesanos, que necesita una victoria para no complicarse la salvación.

Por su parte, el equipo cacereño tratará de sumar de tres en tres e intentar aprovechar los duelos directos en la zona alta de la tabla para estrechar la desventaja.

Otro que será testigo de lo mucho que se juega su rival es La Cruz Villanovense, que a partir de las 16:30 se mide en León al Fútbol Peña. Los leoneses están en zona de descenso con 28 puntos, pero los mismos que el Casarrubuelos, que es el que marca la frontera de la permanencia.

La Cruz, ya descendido, podría encontrar sustituto en la máxima categoría juvenil esta misma tarde. Si el Almendralejo gana en Arroyo de la Luz (18:00 horas) logrará el ascenso.