Hoy

El rendimiento de Puerto ha sido la mayor sorpresa entre los fichajes. :: J. V. Arnelas
El rendimiento de Puerto ha sido la mayor sorpresa entre los fichajes. :: J. V. Arnelas

PRIMERA FEMENINA

La defensa sostiene al Santa Teresa

  • Solo cinco equipos han encajado menos goles que los 23 que ha recibido el equipo pacense en 18 jornadas

Al Santa Teresa le falta gol. Un mal crónico que arrastra desde que ascendió a Primera. Esta temporada ha marcado 17, una cifra que parece insuficiente para estar luchando como está por entrar en la Copa de la Reina. Ahora es noveno con 23 puntos y está a sólo una victoria de la sexta plaza que ocupa el Granadilla, en medio, Sporting de Huelva y Rayo Vallecano. Una efectividad que sólo se entiende cuando se lee la siguiente columna de la clasificación, la de goles encajados, 23. Una cifra que convierte a la plantilla de Juan Carlos Antúnez en la sexta menos castigada de la Primera Femenina.

Valencia (7), Barcelona (8), Atlético de Madrid (11), Athletic Club (20) y Real Sociedad (20) son los únicos equipos con mejores cifras que el extremeño. Ese es el verdadero secreto del Santa Teresa, su defensa. «Es lo que nos mantiene vivos», bromea Antúnez cuando se le recuerda las estadísticas de su defensa. «Estamos donde estamos por el trabajo defensivo, por nuestra manera de defender. Esta temporada hemos probado muchas variantes pero hemos encontrado tres fijas -Marta Parralejo, Maddi y María Neira- y las estamos sacando partido».

La buena defensa siempre ha sido una seña de identidad del Santa Teresa. «Sobre todo el primer año en Primera, el pasado fue algo más desastroso». Y los rivales lo saben. «En Badajoz siempre cuesta ganar», dijo Xavi Llorens en la previa del Santa Teresa-Barça que terminó perdiendo su equipo por 2-0.

Aunque los pilares sean la recuperadísima Marta Parralejo, Maddi y Neira, la defensa comienza por Emi, la portera llegada esta temporada para sustituir a Mimi. La francesa ha respondido al reto. «Va muy bien por arriba. Pocos equipos nos sorprenden ahora a balón parado», explica Antúnez, que tuvo que comenzar la temporada con una baja tan sensible como la de Carmen Menayo. La lateral internacional poblanchina se fue al Atlético de Madrid y su calidad es un hueco difícil de llenar.

«Carmen fue, junto a Estefa la mejor del equipo la pasado temporada, y aunque jugó sobretodo de central, nos ofrecía un plus que hemos perdido». La poblanchina salía con el balón en los pies. «Ahora no nos podemos complicar tanto, somos más prácticos y también cometemos menos errores».

La baja de Menayo estaba prevista, pero la de Marisa no. La central morala dejó el equipo en noviembre y su hueco todavía se nota. «Sobre todo en el vestuario, era una líder», explica su técnico durante más de tres años. Sin Marisa, Marta Parralejo se desplazó al centro para formar pareja con Maddi, una opción muy del gusto de Antúnez, pero que deja un hueco en la derecha que ni Cristina ni la brasileña Sandra han tapado. Es la delantera Vania la que más veces ha ocupado ese puesto. Su potencia y predisposición la han reconvertido a la fuerza en la cuarta de la línea.

Por delante de ese frente destaca una recién llegada, Puerto. La placentina no tenía experiencia en Primera, pero tardó semanas en adaptarse. Aunque juega por delante de la defensa, su polivalencia la ha convertido en el cemento que arma el equipo. Sobría y efectiva ha sorprendido a su técnico. «Yo creía que Puerto nos daría cosas importantes, pero a largo plazo. Pero tardó muy pocos partidos en explotar», explica orgulloso el técnico pacense, que ahora que Puerto ha salido de una lesión respira más tranquilo a la hora de confeccionar un once.

Defienden todas

Y por delante de todas ellas, el resto. Este año corre hasta Estefa. La capitana es la que más kilómetros recorre cada semana. «Este año está siendo más regular, su sacrificio en defensa le quita algo de frescura arriba, pero nos da muchas otras cosas». Y con el ejemplo de la capitana nadie se queda atrás. «Aquí defienden todas», recuerda Antúnez antes de seguir preparando el partido del domingo ante la Real Sociedad (El Vivero, 12.00 horas). Un equipo que tampoco encaja muchos goles, 20 para ser exactos, y que llega a Badajoz para intentar empatar a 23 puntos con el Santa Teresa, aunque para eso tendrá que ganar, y como dice Xavi Llorens...