Hoy

Una Copa de fogueo

Álex Herrera fue de lo poco salvable en el partido de anoche de Copa Federación en el Nuevo Vivero ante el Mancha Real. :: casimiro moreno
Álex Herrera fue de lo poco salvable en el partido de anoche de Copa Federación en el Nuevo Vivero ante el Mancha Real. :: casimiro moreno
  • Badajoz y Lorca escenifican el escaso interés por un torneo descafeinado

O la Federación le pone incentivos económicos a partir de octavos o este torneo se convierte en un simulacro difícil de digerir, ya no sólo para los más fieles aficionados, sino para los propios protagonistas que ponen de su parte sobre el terreno de juego. Es un estorbo que a nadie le interesa hasta que sin quererlo uno se deja llevar hasta semifinales y se empieza a hacer caja. No mucha, pero al menos es algo con lo que amortiguar los costosos desplazamientos.

Tampoco es una eliminatoria para sacar conclusiones para la fase de ascenso por el escaso interés puesto por ambos contendientes, pero sí podría dar una idea de cómo se las gasta el rival y el potencial que esconde. En ese descafeinado escenario, Badajoz y Lorca se tantearon. Sólo un tiro a puerta en toda la primera parte y la jugada fue anulada por fuera de juego del delantero lorquiano Carrasco al encarar a Nico, quien por si acaso le detuvo el disparo. Esto no sucedió hasta el minuto 37. En esa tesitura, ninguno llegó ni se atrevió a pisar el área. Los minutos pasaban sin nada que reseñar salvo algunos cambios de orientación que sacaban de la duermevela al Nuevo Vivero. Fue lo más interesante de un primer acto plano y sin ningún atisbo de lo que a priori son dos aspirantes al ascenso a Segunda B.

Izquierdo metió en su tubo de ensayo a Rodao como central y el atrevido desparpajo del juvenil Zeus en el extremo derecho. Fueron sus únicas novedades que salían de la normalidad en una plantilla que necesita descanso y en la que pudo dar minutos de rodaje a Nico, Javichu y Adri de enganche. Este duelo también evidenció que Parada no tiene recambio ni David Gallego respiro en el lateral zurdo, pues a veinte del final el técnico retiró a Javichu para dar la alternativa al canterano Abraham López en lugar de dar descanso al salmantino, con mayor desgaste de partidos.

La prioridad en este tipo de citas es salir ileso y en ese punto se respetaron hasta que el árbitro sacó la primera amarilla a David Parada en el 36. Entonces se desataron las hostilidades con reiteradas faltas. Al menos se empezó a ver cierta tensión y encendió al público.

La segunda mitad comenzó con un córner a favor del Lorca. Y eso ya era noticia, a pesar de que su saque no tuviera mayores consecuencias que un centro bajo al área. Los visitantes parecían animarse un poco más, pero con la entrada de Álex Herrera y Ruano el Badajoz empezó a embotellar al Lorca en su campo. Casi al cuarto de hora de la reanudación el cuadro albinegro también sacaría otro córner que tras varios rechaces acabó con un soberbio zurdazo de Álex Herrera desde tres cuartos de cancha que se estrelló en la misma cruceta.

El Badajoz dio un paso más y parecía decidido a llevarse al menos este asalto. Y la verdad es que pudo hacerlo, aunque sólo dispusiera de dos ocasiones. La segunda, casi al final en una internada de Gallego cuyo centro se paseó por delante de la portería de Dani y a la que a punto estuvo de llegar Joselu para empujarla.

Badajoz y Lorca dejan para la vuelta la resolución de un pase a cuartos que a los dos quema.