Hoy

fútbol

El Barça se borra de la gala The Best

Leo Messi.
Leo Messi. / Olivier Morin (Afp)
  • El club no dejó a Messi, Suárez, Piqué e Iniesta acudir a la Gala de la FIFA para priorizar la remontada ante el Athletic, mientras que el defensa mantiene su batalla y será denunciado por los árbitros

«Con el objetivo de priorizar el partido del miércoles ante el Athletic de Bilbao, el FC Barcelona ha decidido que los jugadores Leo Messi, Luis Suárez, Andrés Iniesta y Gerard Piqué, reconocidos en la Gala The Best FIFA Awards, no se desplacen a Zúrich». Con este comunicado oficial, en el que se añadió el reconocimiento a los premios y se anunció la presencia de una nutrida representación oficial con el presidente, Josep Maria Bartomeu, a la cabeza, el club azulgrana sigue haciendo amigos en el mundo del fútbol. Ahora que se estaban normalizando las relaciones con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, tras los conflictos del pasado reciente con Joseph Blatter, en la primera Gala de la FIFA independiente del Balón de Oro de France Football, un día importante para el máximo organismo del fútbol internacional para marcar diferencias con el premio de la competencia, Messi no apareció en la foto.

La medida tiene su lógica desde un punto de vista deportivo. El Barça tiene que remontar un 2-1 el miércoles ante el Athletic en la vuelta de los octavos de final de la Copa y el equipo no está para fiestas después de esa derrota y el empate liguero ante el Villarreal. El inicio de 2017 está siendo decepcionante y Luis Enrique ha decidido hacer una llamada al orden. Lo primero es el entrenamiento, el descanso y la concentración.

El club azulgrana, además, está indignado con los arbitrajes recibidos en San Mamés y en el Estadio de la Cerámica. Y no le falta razón, porque los errores del colegiado andaluz Fernández Borbalán ante el Athletic y del gallego Iglesias Villanueva frente al Villarreal fueron excepcionales por la evidencia de las acciones. Las interpretaciones distintas del reglamento son habituales en el fútbol y siempre hay jugadas polémicas que son difíciles de ver por el ojo humano, pero, por resumirlo todo en dos situaciones, el penalti de Etxeita a Neymar en Bilbao y la estirada con el brazo de Bruno ante Messi en Vila-real dejaron en evidencia a los dos árbitros. Cualquier seguidor de otro club que piense que el Barça no tiene derecho a quejarse debería ver las dos acciones con calma y observar la posición tan cercana de los colegiados.

Otra cosa es respaldar la guerra emprendida por Gerard Piqué, ya en su papel de futuro presidente del club, contra todo el mundo: árbitros, dirigentes del fútbol y periodistas. El domingo incluso se encaró tras el partido desde el césped con Javier Tebas, presidente de LaLiga presente en el palco del antiguo El Madrigal: «¿Lo has visto? Sí, tú, tú», le gritó. Luego, ante la prensa, recordó: «Cada semana me dan más la razón. Pero hay que ir con mucho cuidado porque lo analizan todo...». No nombró la palabra ‘árbitros’, pero se entiende a quién se refería. Y añadió que «para ganar tenemos que ser infinitamente superiores al rival», en referencia a que los errores en contra compensan su superioridad. Sus palabras llegaron tres días después de su discurso encendido en Bilbao: «Ya sabemos cómo funciona esto. Ya vimos lo que pasó ayer (por el pasado miércoles) en el Sevilla-Madrid... en la línea de los últimos tiempos. Nosotros queremos jugar a fútbol y no a la ruleta, que es lo que provocan estos arbitrajes». Los aficionados están a su lado, pero los directivos no le acompañan en su lucha y hasta Jordi Mestre, vicepresidente deportivo, fue suave en Vila-real: «A los árbitros hay que ayudarles». Por lo menos sí supo diferenciar entre las tres manos reclamadas: «Las primeras de Bruno son intencionadas; las de Mascherano y las segundas de Bruno son involuntarias».

Piqué, denunciado

El Comité Técnico de Árbitros (CTA) ha decidido denunciar a Piqué ante el Comité de Competición de la FEF por sus declaraciones contra Iglesias Villanueva tras el Villarreal-Barça y también por sus quejas sobre el duelo de Copa Athletic-Barcelona, haciendo alusión también al choque de la pasada semana entre el Real Madrid y el Sevilla.

«Lógicamene, cuando se meten así con el estamento, se denunciará. Por lo que nos corresponde a nosotros, remitiremos un escrito al Comité de Competición», confirmó este lunes el presidente del CTA, Victoriano Sánchez Arminio.

Entre la indignación y el plante a la FIFA, queda claro que el Barça se conjura para recuperar el camino de la victoria. Necesita seguir en la Copa eliminando al Athletic para no quedarse fuera de una competición en un momento en el que está muy lejos de la Liga: tercero, a cinco puntos del Madrid, que pueden ser ocho si el líder gana su partido pendiente, aunque el domingo se enfrenta al Sevilla, segundo, en el Pizjuán.

Roberto Carlos reprocha su ausencia

El exjugador de fútbol brasileño Roberto Carlos ha lamentado la ausencia de los jugadores del Barça en la gala. "Es un poco extraño que el Barcelona no aparezca. Para una fiesta de gala, que no venga el Barcelona demuestra algo raro. Es triste que el Barça no venga", ha asegurado a los periodistas Roberto Carlos en un evento previo al inicio de la entrega de premios.

Roberto Carlos, que jugó once temporadas con el Real Madrid, ha señalado que el año pasado el club blanco "fue el mejor del mundo", pero a su entender, esa realidad no debería impedir que los jugadores del Barça estuvieran presentes en la fiesta. Y especialmente los nominados, entre ellos, Lionel Messi, finalista a mejor jugador del mundo, junto a Cristiano Ronaldo (Real Madrid) y Antoine Griezmann (Atlético de Madrid). "Leo tendría que entender que debería estar aquí. Es un premio FIFA. El Real Madrid también juega el jueves. Las obligaciones son las mismas", ha argumentado el brasileño.

Roberto Carlos, que ganó cuatro ligas, tres Ligas de Campeones y dos Copas Intercontinentales con el Real Madrid, ha afirmado que en la época en que él jugaba "lo ganó todo", y si bien posteriormente el Barça "tuvo su momento", actualmente el club merengue "es la referencia del fútbol mundial".