Hoy

FÚTBOL FEMENINO

El Femenino Cáceres arroja a un árbitro la sombra del machismo

Imagen de la jugadora con los puntos recibidos tras el partido en Ceuta
Imagen de la jugadora con los puntos recibidos tras el partido en Ceuta / CFFCaceres
  • Tras perder un partido en el último minuto frente al Camoens ceutí, el equipo extremeño criticó supuestos comentarios vejatorios

El CF Femenino Cáceres vuelve a ser el centro de las miradas por causas extradeportivas. Si el pasado mes de marzo algunas de sus jugadoras se vieron envueltas en unos incidentes acaecidos en Córdoba, con agresiones incluidas, esta vez la escuadra cacereña ha hecho saltar las alarmas denunciando a través de las redes sociales un presunto comportamiento machista del colegiado que arbitró el partido de este domingo en Ceuta frente al Camoens, Mohamed Ahmed 'Mauco'.

Expresiones como «pito a mujeres porque me obliga el comité» o «lo que me da vergüenza es arbitrar a mujeres» son, a juicio de la guardameta cacereña Tatiana, algunas de las que supuestamente habría vertido el árbitro durante el transcurso de un encuentro que las extremeñas perdieron en el último minuto. Tanto Tatiana como otra compañera fueron expulsadas al finalizar el partido por proferir insultos. Y otra, por sus protestas, justo antes de sacar en el centro del campo tras el gol local.

Desde el Comité de Árbitros de Fútbol de Ceuta, su vicepresidente Carlos Martín explicaba ayer a este diario que desde la Federación Española de Fútbol no se les había hecho llegar ningún requerimiento. «Si hubiese algo de peso, ya tendría que haber llegado. Si es verdad, no quepa duda de que tomaríamos las medidas oportunas. Defendemos lo que hay que defender, pero no lo indefendible. Con el asunto del machismo, no creo que sea bueno meterse en un tema tan peliagudo de una forma tan deliberada en las redes sociales», afirmaba Martín, quien pudo ver el partido.

A su vez, aunque no hay ninguna decisión tomada al respecto, desde el colectivo arbitral ceutí no se descarta emprender acciones legales para restañar el honor y la imagen del árbitro: «Ha salido su nombre y su foto. Pero eso no me corresponde a mí, sino a nuestros servicios jurídicos».

En el comité defienden la trayectoria de un colegiado «con 15 años de experiencia y sin ninguna acusación similar».

Asimismo, el equipo cacereño ha denunciado, con una fotografía incluida, que una de sus jugadores tuvo que ser trasladada al hospital con una brecha en una ceja que precisó de nueve puntos de sutura y que el equipo local, a pesar de ello, no recibió ninguna cartulina amarilla durante el desarrollo del juego.