Hoy

PRIMERA FEMENINA

Un reto internacional

Amanda Sampedro agarra a Marta Pararlejo. :: J. V. Arnelas
Amanda Sampedro agarra a Marta Pararlejo. :: J. V. Arnelas
  • El Santa Teresa recibe al Atlético de Madrid, un equipo que a día de hoy tiene catorce convocadas entre la selección absoluta y la sub-20

LA Primera Femenina tiene todavía cuatro equipos invictos; Barcelona, Atlético de Madrid, Levante y Valencia, por este orden en la clasificación. Aunque son los dos primeros los que meten más miedo. Que el líder Barça empatará con el Betis en Sevilla la semana pasada no es más que un accidente provocado, seguramente, porque las culés estaban pensando más en su partido de Liga de Campeones del miércoles, en el que ganaron 0-4 al Twente holandés para meterse en cuartos por tercera vez en su historia. Más normal es el empate que cosechó el Atlético de Madrid, segundo, ante el Valencia, cuarto. Perdió una buena ocasión de coger al Barça en lo más alto de la clasificación, una oportunidad que las madrileñas saben que no se repetirá mucho esta temporada.

Con permiso de Levante y Valencia, Barça y Atlético de Madrid jugarán esta temporada una persecución que durará hasta que alguno de los dos no aguanté el ritmo, probablemente las colchoneras. Pero mientras ese momento llega, el Atlético de Madrid seguirá alimentando a la selección nacional. En la última convocatoria de Jorge Vilda, un amistoso ante Francia que se jugará el 26 de noviembre, hay siete atléticas: Lola Gallardo, Andrea Pereira, Alexandra López, Silvia Meseguer, Amanda Sampedro, Marta Corredera y Mapi León. Además, en la sub-20 que está jugando el Mundial en Papúa Nueva Guinea, el Atlético es el club con más representantes, hasta siete, cinco del primer equipo y dos del B. En la última victoria ante Japón, Pedro López alineó de inicio a cinco rojiblancas, entre ellas Carmen Menayo.

La lateral poblanchina no estará hoy en el que fue su estadio durante dos temporadas. Las que sí estarán son Sonia Bermúdez y Lola Gallardo, la pichichi y la zamora del campeonato. Gracias a los 13 de Sonia, el Atlético suma ya 34 goles. Sólo el Barça ha metido más, 37. Y gracias a a la meta sevillana, las de Ángel Villacampa sólo han encajado siete tantos.

Ese es el Atlético que se va a encontrar hoy el Santa Teresa, que después de perder la semana pasada en Barcelona ante el Espanyol rompió una racha de cuatro empates consecutivos. La derrota ante las periquitas dolió más de lo que dolería una derrota hoy ante las colchoneras, pero la primera obliga a intentar evitar la segunda para no abandonar la última plaza copera.

El mejor Santa Teresa en Primera sólo ha perdido con el Athletic de Bilbao en El Vivero y no se va a dejar impresionar, por lo menos antes de saltar al campo. Esa solidez en casa es lo que tendrá que invocar Juan Carlos Antúnez, porque en los enfrentamientos entre ambos equipos, las pacenses salen perdiendo. El único punto que ha rascado el Santa Teresa ante el Atlético fue en la 2014-15, precisamente en El Vivero. Sara del Estal marcó el 2-2 en el minuto 89 para deleite de la afición pacense. Más reciente es la vista del Santa Teresa a Madrid la temporada pasada. Aunque se perdió por 4-2, llegado el minuto 80, las extremeñas ganaban 1-2 en un partido en el que dominaron en buena parte de los 90 minutos.

En esa derrota pesó y mucho la pegada rojiblanca, el principal temor de Antúnez hoy. «Me preocupan más sus individualidades que su juego de equipo», confiesa el técnico pacense, que cree que preparar este partido es «muy fácil». «Todo lo que saquemos que no sea una goleada será positivo. No necesitamos excusas ante equipos así».

Para afrontar el reto de sorprender al segundo clasificado, Antúnez no cuenta con las lesionadas Meme y Puerto. La placentina sigue renqueante de su esguince de tobillo y no debería arriesgar hoy porque hay citas más importantes en breve. Sí estará de salida Peke, que también aprovechará lo relajado del compromiso para jugar más minutos que si saliera de refresco en la segunda parte.