Hoy

Javi Acedo (La Cruz). :: E. D.
Javi Acedo (La Cruz). :: E. D.

DIVISIÓN DE HONOR

La Cruz Villanovense afronta su primer partido con aroma de final

  • El Diocesano abre la jornada este sábado en el campo del Rayo Vallecano

Restan aún tres jornadas para que se llegue al final de la primera vuelta, pero la División de Honor Juvenil comienza a vivir este fin de semana partidos, por su trascendencia en la clasificación, con cierto aroma de final. Tanto por arriba como por abajo, donde están implicados los dos equipos extremeños.

La Cruz Villanovense tendrá mañana domingo (16:00 horas) el partido más importante en lo que va de temporada, pues tendrá que rendir visita al Rayo Majadahonda. Majariegos y serones son los últimos clasificados de la División de Honor Juvenil. Está en juego pues el farolillo rojo de la liga, en poder de La Cruz Villanovense ya desde hace varias jornadas. El equipo verde necesita la victoria para sobrepasar en la tabla al conjunto madrileño y estrechar su desventaja en relación a los puestos de permanencia. Con solo cuatro puntos en su casillero, los de Cano se encuentran a ocho puntos de la salvación.

El técnico tratará de sumar sus primeros puntos desde que se hizo cargo del banquillo de La Cruz Villanovense hace tres jornadas y poner fin a una racha de seis derrotas consecutivas.

Rayo-Diocesano

Otro equipo que coquetea con los puestos de descenso es el Diocesano, aunque en este caso los cacereños tienen un colchón de dos puntos sobre la zona maldita. Una ventaja propiciada sobre todo por sus buenas prestaciones fuera de casa, ya que en los campos de Pinilla la sangría de puntos empieza a ser considerable.

Ahora tendrá mucho más complicado sumar fuera de tierras extremeñas, ya que a partir de las 16:00 horas se enfrenta a un Rayo Vallecano que también empieza a jugarse 'match-balls' de cara a no perder sus opciones de pelear por el título de liga.

Tras su última derrota en el campo del Unión Adarve, el Rayo Vallecano se ha quedado a ocho puntos del liderato que ostenta el Real Madrid. Un nuevo tropiezo ante los cacereños podría hacer peligrar incluso su presencia en la Copa del Rey. En el Diocesano, la principal novedad esta semana ha sido la operación a la que se ha sometido el portero Christian para tratar de solucionar su lesión de rodilla.