Hoy

INGLATERRA

Klopp reconstruye el Liverpool

Jürgen Klopp ya es un ídolo en Anfield.
Jürgen Klopp ya es un ídolo en Anfield. / EFE
  • Los ‘reds’ son líderes de la Premier apenas un año después de su llegada

El Liverpool vuelve a soñar con la Premier. Los ‘reds’ son líderes en solitario de la liga inglesa más de dos años después gracias a la victoria cosechada el domingo en Anfield Road frente al Watford, uno de los equipos de la competición más fiables en defensa, por 6-1, un marcador que refleja a las claras el nuevo espíritu de ataque que ha impuesto Jürgen Klopp al equipo. Este año podría ser el del Liverpool. En un verano en el que el Manchester United, el City o incluso el Chelsea han agitado más que nadie el mercado en Inglaterra, el Liverpool ha movido piezas, pero únicamente las necesarias. Prueba de ello es que el fin de semana James Milner volvió a formar en el lateral izquierdo y Lucas Leiva como central. La reconstrucción pasa por la continuidad, sin grandes dispendios.

Sin volverse loco, Jürgen Klopp ha levantado al Liverpool de la depresión en la que entró tras el batacazo de 2014. Ese año los ‘reds’ malograron la ventaja que llevaban sobre el Manchester City en el último mes y acabaron cediendo el título a los de Manuel Pellegrini. Desde entonces no era líder en solitario. Dos años y medio han pasado hasta reencontrarse.

Brendan Rodgers continuó como ‘red’ hasta octubre de 2015, momento en el que Jürgen Klopp aterrizó en Anfield para cambiar el rumbo. El técnico alemán logró revertir la situación del equipo quedándose a sólo seis puntos de los puestos de Champions y alcanzando la final de la Europa League. Era el inicio de un ciclo que se espera termine con la sequía que vive el Liverpool en la Premier, un título que no logra desde 1990.

Un año después de la llegada de Klopp el líder de la Premier mezcla a la perfección el estilo del técnico alemán y el modelo que tantos éxitos ha dado al equipo de Anfield: «Todo el mundo me conoce, hago un fútbol rápido, de transiciones. Ya he dicho en alguna ocasión que me gusta el fútbol ‘a todo gas’». Con esta fórmula el ex del Dortmund se presentó en Anfield y con esta fórmula ha renovado las opciones del Liverpool de cara al título hasta afianzar un equipo temible en ataque.

Firmino y Coutinho celebran un gol ante el Watford.

Firmino y Coutinho celebran un gol ante el Watford. / Afp

Tras el ‘set’ anotado ante el Watford, el Liverpool es el equipo que más goles marca en la Premier League, con 30 tantos, por los 25 del Manchester City o los 24 del Arsenal. Los números son aún más abrumadores si se comparan con los de su predecesor. Con Klopp en el banquillo el Liverpool firma 102 goles en 54 partidos, mientras que en los últimos 54 de Rodgers tan sólo habían logrado 65. Una diferencia que pone sobre relieve la revolución del entrenador alemán.

Un tridente ‘made in Klopp’

El domingo el Watford padeció las diabluras del tridente formado por Philippe Coutinho, Romerto Firmino y Sadio Mané, tres futbolistas que han formado una conexión casi letal en la Premier. La asociación ha producido para el Liverpool once goles y once asistencias en lo que va de liga inglesa.

Especialmente significativa fue la llegada de Klopp para Roberto Firmino. El atacante brasileño era un jugador inadaptado al fútbol inglés con Brendan Rodgers y parecía que su fichaje había sido un completo fiasco. Todo cambió en octubre con la llegada del nuevo entrenador y una posición con mayor libertad. El ex del Hoffenheim se mueve por todo el frente de ataque y es un arma más difícil de detectar para sus rivales. Prueba de su versatilidad es que anota tanto como asiste: cinco dianas y pases de gol suma para el flamante líder de la Premier.

Un Liverpool ‘reciclado’

Otro de los secretos del nuevo Liverpool reside en la transformación de piezas. Klopp se presentó en Anfield afirmando que «no era importante el equipo que iba a ganar la Premier, sino tener un estilo propio y confianza en nuestra gente». Un año después esa «confianza» ha llevado al carismático entrenador a exprimir a sus jugadores en sitios hasta entonces inusuales.

Firmino ha adelantado su posición, James Milner ha pasado de improvisado lateral izquierdo a robarle el puesto a Alberto Moreno, Lucas Leiva hace las veces de central y Lallana es un comodín para cualquier lugar desde el centro del campo hacia el ataque. A Klopp no le sobra nadie.

Temas