Hoy

Juanqui: «Espero que no sea sólo una convocatoria»

Juanqui celebra uno de sus goles con el Peñíscola. :: lnfs
Juanqui celebra uno de sus goles con el Peñíscola. :: lnfs
  • El jugador de fútbol sala de Almendralejo ha sido seleccionado por primera vez por el combinado nacional para dos amistosos contra Francia

Juan Carlos Sánchez (Almendralejo, 1989) es un jugador hecho a sí mismo. No un jugador cualquiera, sino el mejor pivote y máximo goleador de la Primera División Liga Nacional de Fútbol Sala la pasada temporada. Y ahora, tras no ir al Mundial de Colombia, le ha llegado su primera convocatoria con la selección española absoluta. Un premio a una carrera difícil, pero ejemplar. Gol a gol, Juanqui -como se le conoce- se ha colado entre los mejores futbolistas del mundo, y ahora que ha llegado a lo más alto, no se quiere bajar. «Espero que no sea sólo una convocatoria, y que sea algo constante, porque me ha costado mucho sacrificio y mucho trabajo».

Comenzó en las categorías inferiores del Atlético San José de Almendralejo, y tras pasar por varios equipos de fútbol sala, ha llegado a la élite del deporte en España. Y no lo ha hecho de una manera sigilosa, sino que ha derribado la puerta de una patada. Aun así, Juan Carlos Sánchez no se conforma, y confiesa que quiere más: «La verdad es que voy a demostrar en esta oportunidad, en la pista, que puedo llegar a estar, no en los 14 de ahora, sino en los 14 del próximo Europeo, que para todos sería un sueño».

El pivote del Peñíscola no sabía que José Venancio López iba a realizar una nueva convocatoria de 14 jugadores para los dos amistosos contra Francia de la semana que viene. La noticia de su llamada con la selección absoluta no la conoció por parte del seleccionador, sino que fue el presidente de su club el que le comunicó que entraba por primera vez en el equipo nacional: «Me enteré de la noticia cuando estaba entrenando. Lo primero que sentí y en la primera persona que pensé fue en mi madre, porque gracias a ella he podido disfrutar de este maravilloso deporte». Ha sido en Peñíscola, «un club humilde pero que ofrece todas las comodidades», señala Juanqui, donde el futbolista de Almendralejo se ha hecho uno de los mejores jugadores de la liga, y eso al almendralejense no se le olvida: «Quiero dar las gracias a esta familia del Peñíscola FS, porque creo que se lo merecen, desde el utillero hasta el presidente, pasando por la afición».

Además, a la madre del jugador le ocurrió una cosa cuanto menos curiosa: «Un día mi madre se levantó y durante la noche soñó que su hijo iba a jugar en la selección española. Entonces para mí es un orgullo que mi madre haya soñado eso y yo le pueda dar esa satisfacción, y que vea que los sueños se hacen realidad», sentencia Juan Carlos. El pivote admite que la convocatoria para la selección ha llenado de alegría su casa y a su familia, a Almendralejo, a sus amigos y también a su equipo.

Pese a ser el máximo goleador de la pasada temporada y uno de los mejores futbolistas, Juan Carlos Sánchez no fue convocado por España para el Mundial de Colombia que se disputó este pasado verano. «Creo que hay jugadores que se lo merecían también, y uno de ellos es Fernandao, que para mí es el mejor pivote del mundo, en el que siempre me he fijado. José Venancio López acertó con esa lista».

El pivote de Almendralejo se perdió la cita porque él quiso, porque él lo eligió, ya que el futbolista extremeño recibió una oferta muy difícil de rechazar, un equipo de Azerbaiyán le ofreció un contrato en el que se incluía la nacionalidad azerbaiyana y la posibilidad de disputar el Mundial de Colombia con los colores del país caucásico. La oferta era «casi irrechazable», pero su sueño era jugar con España. «Tuve una oferta para nacionalizarme, pero esa oferta la rechacé porque mi ilusión era jugar con mi país, con mi selección, y vestir La Roja».

El camino de Juan Carlos Sánchez entre los grandes no ha hecho más que comenzar, y el futbolista no se conforma con un futuro modesto en la Primera División, sino que quiere asaltar la banca y sueña con un gran futuro en la élite del fútbol sala. «A nivel de club, estoy en un equipo humilde y sabemos las posibilidades que hay; pero aspiro a poder jugar en uno de los tres grandes, y para ello trabajo el cien por cien todos los días». Así que directores deportivos de FC Barcelona Lassa, Movistar Inter y ElPozo Murcia, presten atención a este pivote, de 27 años, que ya ha sido convocado con la selección española, con una gran progresión en los últimos años, al que se le caen los goles de los bolsillos, y que no tiene, ni se pone, techo en su carrera futbolística.