Hoy

DIVISIÓN DE HONOR

El Real Madrid impone su calidad ante el Diocesano

Guti fue aclamado por los niños cacereños en su llegada a Cáceres. :: LORENZO CORDERO
Guti fue aclamado por los niños cacereños en su llegada a Cáceres. :: LORENZO CORDERO
  • El equipo de Guti ganó en Cáceres por 0-4, mientras La Cruz Villanovense salió goleada por el Unión Adarve (6-1)

Un año más, los campos federativos de Pinilla se volvieron a vestir de gala para recibir al Real Madrid. Masiva afluencia de público a pesar de la lluvia, que no fue obstáculo para que los cacereños volvieran a disfrutar de un Dioce-Madrid en la élite del fútbol base nacional. El mediático Guti, técnico del juvenil blanco, fue aclamado a su llegada a Cáceres por los más pequeños. El 0-4 final acreditó el dominio merengue durante los noventa minutos, si bien dos de esos goles llegaron en los últimos minutos.

La combinación de lluvia con el nuevo tapiz instalado en el campo Manuel Sánchez Delgado creó un cóctel explosivo que favoreció a las características técnicas del Real Madrid. Los merengues hicieron volar el balón sobre el verde a pesar de que el Dioce trató de contener como pudo en la primera media hora. Incluso, Pablo Margallo tuvo la primera ocasión en un disparo que se fue al lateral de la red.

El equipo rojillo mantuvo el 0-0 hasta el minuto 30, que fue cuando apareció la volea de Javi Llario para anotar el 0-1 desde fuera del área tras un rechace previo.

El 0-2, en el primer minuto de la reanudación, acabó por matar al Diocesano. El talaverano Óscar Rodríguez conectó un zurdazo que se coló entre un bosque de piernas hasta llegar a la red.

En los últimos siete minutos llegaron los dos últimos goles. El 0-3 obra de Dani Gómez tras una jugada de tiralíneas; y el 0-4, todo un golazo del jerezano Martín de falta directa.

La Cruz Villanovense recibió todo un correctivo en su visita al campo madrileño del Unión Adarve (6-1). Derrota sin excusas en el que no salió nada desde el primer minuto de juego. Fue precisamente en el minuto 1 cuando llegó el 1-0, tras una falta lateral que remató Guille a la red.

El equipo serón trató de recomponerse, pero volvió a adolecer de pólvora en ataque. El Adarve, sin arriesgar, esperó su ocasión para sentenciar. Lo hizo tras un pérdida de balón que aprovechó Marijuán perfectamente (2-0).

La Cruz Villanovense entró en barrena en el ecuador de la segunda mitad, cuando encajó tres goles más en el espacio de seis minutos. Guille, Jorge y Javi Gómez establecían un 5-0 que suponía demasiado castigo para los extremeños.

Los de Richi Tapia redujeron distancias de penalti por mediación de Coto en el 75 (5-1), pero Barroso de falta establecía de falta directa el 6-1 definitivo.

El próximo domingo, La Cruz Villanovense y Diocesano se verán las caras en el primer derbi extremeño de la temporada en la División de Honor Juvenil en un duelo directo en la lucha por la permanencia.