Hoy

El técnico serón Richi Tapia. :: E.D.
El técnico serón Richi Tapia. :: E.D.

A por la primera victoria de la temporada

  • El Diocesano recibe esta tarde al Casarrubuelos y La Cruz juega mañana en Alcorcón

PLASENCIA. Ya se han disputado cuatro jornadas y ni Diocesano ni La Cruz Villanovense conocen la victoria en la presente temporada en División de Honor. Es decir, ocho partidos y ni un solo triunfo extremeño. Una circunstancia que cacereños y serones tratarán de corregir este fin de semana.

El primero en saltar al campo será el Diocesano, que esta tarde a partir de las 16:00 recibe el Casarrubuelos. El equipo madrileño, debutante en la categoría, llega a los campos de Pinilla en puestos de descenso, pero con los mismos puntos que el conjunto rojillo. Precisamente, la única vez que ha sumado el Casarrubuelos fue ante La Cruz Villanovense.

Adolfo Senso podrá repetir la alineación del último partido de liga en Alcalá de Henares una vez que no tiene ni sancionados ni lesionados. La única novedad en la plantilla cacereña es la marcha de Pablo Platero por motivos de estudios.

Alcorcón-La Cruz

La Cruz Villanovense cerrará esta quinta jornada del grupo 5 de la División de Honor Juvenil. Lo hará mañana domingo a partir de las 16:30 horas. Los de Richi Tapia rinden visita al Alcorcón con la intención de poner fin a la sequía de resultados y de goles. Los serones, en estas cuatro jornadas, han cosechado cuatro derrotas y solo han sido capaces de anotar un tanto. Tras la entendible derrota en el campo del Real Madrid, toca ponerse las pilas y empezar a competir y a sumar, empezando por este encuentro en Alcorcón. «Hay que cambiar el chip y encarar este partido con las mismas ganas que contra el Madrid. Hay que acabar con la ansiedad porque ya hemos tenido cuatro jornadas para adaptarnos a la categoría. Tenemos un gran grupo y estoy convencido de que lograremos la permanencia», dice el técnico Richi Tapia.