Hoy

Badajoz y Cacereño se juegan el trono

Badajoz y Cacereño no se enfrentan desde 2012 en Segunda B. :: hoy
Badajoz y Cacereño no se enfrentan desde 2012 en Segunda B. :: hoy
  • Los equipos de las dos capitales provinciales se enfrentan esta tarde en Don Benito buscando el título regional de Copa Federación

Don Benito pone el campo y Badajoz y Cáceres el fútbol y las aficiones. Con este popurrí de localidades extremeñas ha decidido la Federación regional de fútbol celebrar el Día de Extremadura. El partido debe ser una gran fiesta del fútbol de la comunidad y tiene el aliciente de ser el primer título de la temporada que está en juego.

El CD Badajoz es el actual campeón del torneo tras imponerse el año pasado precisamente al Don Benito. El conjunto por aquel entonces entrenado por Óscar de Paula ganaba 2-1 en la final disputada en el Nuevo Vivero. Ambos equipos tenían la intención de jugar la final en su ciudad, y esto hizo que no se pusieran de acuerdo en la sede de la misma. Era tal el deseo de los dos clubes de disputar el duelo en su recinto habitual que ninguno de los dos quisieron ceder en casi ningún aspecto para ponerse de acuerdo. Al no estar contemplada esta circunstancia en las bases de la competición, la Federación Extremeña tuvo que decidir por sí misma el escenario del encuentro.

El Vicente Sanz de Don Benito no ha caído mal en ninguna de las dos aficiones. Dejando patente que su intención principal -y prácticamente única que querían y contemplaban- era jugar en su propio estadio, el municipal calabazón está bastante bien. Es una localidad que se encuentra a una distancia bastante similar de las dos ciudades participantes -a 120 km de Badajoz y a 110 de Cáceres-, por lo que no da ventaja a ninguna de las dos aficiones para su desplazamiento. Además, el terreno de juego del Vicente Sanz es de césped natural, algo que también viene bastante bien a los dos equipos teniendo en cuenta que es la superficie que tienen instalada en sus estadios. El tapete de la capital de Vegas Altas ha sido puesto nuevo en esta misma pretemporada.

Los blanquinegros, que han llegado a la final tras derrotar a Olivenza, Montijo, Don Benito y Jerez en las rondas previas, siguen teniendo la bajas del central Álvaro Benítez, que aún necesita tiempo para recuperarse al cien por cien de su dolencia muscular. El delantero Jaume Vidal podría jugar sus primeros minutos vestido de blanquinegro. También puede servir la final para ver debutar esta campaña en partido oficial al lateral Chechu. El año pasado marcó el tanto que le dio a su equipo el campeonato.

Por su parte, el entrenador del Cacereño, Adolfo Muñoz, promete variaciones en su once respecto al que se midió el pasado domingo al Arroyo en competición liguera. Su idea es la de dar protagonismo a los jugadores que aún no han gozado de muchos minutos, como es el caso de las últimas incorporaciones. Así, es probable que el extremo Cristian Carracedo, el último futbolista en incorporarse a la disciplina de trabajo, pueda gozar de sus primeros minutos, e incluso que el lateral izquierdo Pablo Molina estrene titularidad sobre el césped dombenitense.

El que seguramente no viajará en la expedición del Cacereño será Morales, quien en los últimos días ha visto reverdecer sus sobrecargas musculares padecidas durante la pasada semana.

La importancia de la liga

El míster verdiblanco ha intentado quitar presión a sus jugadores otorgando mayor importancia al partido del próximo domingo en La Isla de Coria. No obstante, se hace evidente que su equipo luchará para poner la guinda a esta fase regional de la Copa Federación, con los alicientes de vencer al máximo rival y de la gratificación económica.

El equipo de la capital cacereña estará acompañado en la grada por una representación de su afición mediante la partida de un autobús que emprenderá rumbo a Don Benito a las 18.30 horas desde la avenida de Portugal. Asimismo, serán varios los fieles que también se desplazarán hasta el Vicente Sanz en vehículos particulares para poner la nota de color en el graderío.

La de hoy será, quizás, la primera piedra de toque de cierta envergadura para un Cacereño que hasta el momento no ha necesitado forzar su maquinaria para cosechar buenos resultados en los meses estivales. Ante un rival de perfil parejo como el Badajoz, los verdes se verán obligados a elevar su exigencia para competir de tú a tú para poder llevarse el triunfo.