Hoy

fútbol femenino

El Santa Teresa se da un festín a costa de un débil Tacuense

Vania Martins consigue zafarse de su defensora. :: casimiro moreno
Vania Martins consigue zafarse de su defensora. :: casimiro moreno
  • El equipo rojiblanco golea al canario gracias a su experiencia y se coloca tercero en la clasificación tras la primera jornada liguera

El Santa Teresa cumplió de sobra con lo esperado. Simplemente era el estreno liguero, pero el conjunto pacense da ya buena muestra de la experiencia que atesora en el tercer año en la élite del fútbol femenino nacional, justo lo que le falta a un recién ascendido como el Tacuense. Las de Juan Carlos Antúnez fueron muy superiores a su rival durante todo el partido.

Las pacenses fueron a por el duelo desde el inicio, aunque el conjunto visitante fue precisamante en esos minutos de arranque cuando mostró las mejores sensaciones. Vania Martins que, tras muchos partidos como lateral volvía a formar en la delantera, tuvo la primera oportunidad para las locales. Si hablamos de regresos, el más esperado era el de Marta Parralejo. La defensora estuvo ocho meses de baja la campaña pasada y volvió por todo lo alto. Directamente en el once titular y cuajando un gran encuentro.

El equipo canario basa gran parte de su calidad en una futbolista. La mediapunta Celia sí que fue un quebradero de cabeza para la defensa local en muchos minutos del duelo. Fue la única visitante capaz de crear verdadero peligro a la portería defendida por Manguy.

En torno al cuarto de hora, las rojiblancas inauguraban el electrónico. Marisa, un año más fundamental en el golpeo de la estrategia, botaba un saque de esquina que la defensa no acertó a despejar y Chica aprovechó para enviar la bola al fondo de las mayas. A partir de ahí, el envite fue aún más cómodo para las de Antúnez.

Patri Ojeda y Celia se acercaron a la portería local también con peligro, pero la valentía de Manguy lograba desbaratar las oportunidades. Esa parece ser la principal seña de identidad del nuevo candado de la meta pacense. Todos los balones que se le acercan suelen salir repelidos al instante.

En la última jugada antes del descanso, el Santa Teresa ampliaba su renta. Sofía se internaba en el área por el lado izquierdo y era derribada, siendo objeto de penalti. La capitana Estefa marcaba el primer gol de su cuenta particular. Al cuarto de hora de la reanudación marcó el segundo de un perfecto testarazo para responder al centro medido de María Neira.

Victoria contundente de un Santa Teresa que fue muy superior y ya piensa en su difícil visita a Barcelona de la próxima semana. En ese duelo, incluso pensar en puntuar se antoja muy complicado.