Hoy

fútbol

La letra pequeña del Balón de Oro

El atlético Arda Turan.
El atlético Arda Turan. / EFE
  • Arda Turan se quejó del baile de votos que ya denunció el guatemalteco Cabrera cuando en 2011 reveló que dio un apoyo a Xavi y la FIFA se lo apuntó a Xabi Alonso

  • Malestar en el Real Madrid con Blatter por saltarse el homenaje a Di Stéfano previsto en el programa oficial de la gala

Aunque los triunfos de Cristiano Ronaldo y de Joachim Löw en la gala del Balón de Oro fueron indiscutibles, ya que el astro portugués acaparó el 37,66% de los votos y el técnico alemán alcanzó el 36,23% de los sufragios, la intrahistoria del certamen volvió a dejar alguna anécdota significativa que permite preguntarse si hay capitanes y seleccionadores que realmente saben muy bien cómo se vota, o bien si sus elecciones quedan bien recogidas por la FIFA. Más allá de errores puntuales y del voto típico de los profesionales a favor de sus compatriotas, amigos o compañeros de club, los favoritos se impusieron con claridad. CR7 superó en más de 20 puntos porcentuales al argentino Leo Messi y al portero alemán Manuel Neuer, y el seleccionador de la 'Mannschaft' aventajó en más de 14 puntos a Carlo Ancelotti y en 17 a Diego Pablo Simeone.

Nada más darse a conocer quién se decantó por quién, comenzaron a surgir los líos. Trascendió la queja del atlético Arda Turan, cuya elección llamó la atención. En la lista facilitada por la FIFA, el capitán de Turquía votó en primer lugar por José Mourinho, en segundo por Löw y después por Simeone. A la hora de elegir a los mejores jugadores, se decantó por los madridistas Cristiano Ronaldo y Karim Benzema para la primera y tercera opciones, y por el holandés Arjen Robben como segundo mejor del planeta.

Sorprendido y nervioso, el futbolista turco quiso aclarar en su cuenta de Twitter lo sucedido, y aseguró que su primer voto fue para Simeone. «Sobre el Balón de Oro y elegir al mejor entrenador me han hecho muchas cuestiones. Para explicarlo quiero aclarar todo de nuevo. Cuando los delegados me preguntaron elegí al Cholo Simeone como mejor entrenador y como mejor jugador a Ronaldo. Lo dije exactamente así», dijo Arda. «Para mí Simeone es el mejor entrenador del mundo y estaría feliz como si fuera yo si el ganara. Me gustaría que lo sepa la prensa y todo el mundo», añadió.

Líos

La opinión pública conoció este caso pero seguramente hubo algún malentendido más en las decisiones de casi 200 capitanes, seleccionadores y periodistas que emitieron sus veredictos. Hace cuatro años, Gustavo Cabrera, líder de la modesta selección de Guatemala, destapó la caja de los truenos al asegurar que él no dio un apoyo al guipuzcoano Xabi Alonso sino al azulgrana Xavi Hernández en las votaciones por el Balón de Oro que se le entregó a Messi en Zúrich.

El guatemalteco acusó directamente a la FIFA de equivocarse en el recuento. Cabrera insistió en que dio cinco puntos a Diego Forlán, tres a Iker Casillas y uno a Xavi, cuando se hizo oficial que ese último voto suyo era para Xabi Alonso y no para el centrocampista del Barcelona. ¿El de Arda Turan fue el único error en las votaciones del lunes? El Balón de Oro sigue y seguirá dando que hablar.

Al margen de las elecciones, que dejaron quejosos a los rojiblancos porque del campeón de Liga y subcampeón de Europa sólo el portero Courtois apareció en el once ideal de los suplentes, la FIFA cometió un grave error al dejar sin homenaje a Alfredo Di Stéfano, fallecido el pasado mes de julio. Una leyenda del fútbol y el único jugador que posee el Superbalón de Oro. Fue el gran olvidado en la gala, y más si se tiene en cuenta que en el programa oficial del acto su estaba previsto que se le rindiese tributo con la emisión de un vídeo de un minuto de duración a lo largo de la gala.

La FIFA sí se acordó de los recientes atentados en Francia y también de publicitar su campaña contra el Ébola. En el Real Madrid se mostraron extrañados y nadie les ofreció una explicación. Florentino Pérez estaba molesto, aunque oficialmente trató de quitarle hierro al asunto. «No sabemos lo que ha pasado, pero la FIFA y la UEFA ya homenajearon en su momento a Di Stéfano. Lo mismo han entendido que era una gala para celebrar y no para recordar», apuntó el presidente merengue con cierta ironía. El año pasado la FIFA no sufrió este error en el protocolo de la gala, cuando sí se acordó de dos importantes figuras fallecidas como el legendario Eusebio y el que fuese presidente sudafricano y líder antiapartheid, Nelson Mandela.