Hoy

brasil

Pelé mejora pero sigue en terapia intensiva y con hemodiálisis

Pelé.
Pelé. / EFE
  • «Gracias a Dios no es nada serio», aseguró el astro brasileño a través de las redes sociales

El estado de salud de la leyenda del fútbol Pelé, de 74 años, mejoró este viernes, aunque sigue en terapia intensiva, tratado con hemodiafiltración, informó el hospital de Sao Paulo donde está internado desde hace cinco días.

«El paciente Edson Arantes do Nascimento ( Pelé ) está mejor de su condición clínica y sigue bajo cuidados en la unidad de terapia intensiva. Continúa en tratamiento temporal de soporte renal (hemodiafiltración veno-venosa continua), lúcido» y respirando normalmente, informó el Hospital Albert Einstein. El centro agregó que, por el momento, el astro brasileño no requiere de ningún tratamiento adicional.

Los médicos explicaron que la hemodiafiltración es un tipo de diálisis renal con filtración de sangre, con lo que se sustituye la función de los riñones. Pese a que la prensa local lleva desde la noche del jueves utilizando el término de «hemodiálisis» haciendo referencia a una supuesta infección abdominal del exfutbolista, el centro hospitalario negó en la mañana del viernes que fuera ese el tratamiento que estaba recibiendo Pelé. Apenas una hora más tarde, el comunicado del centro médico se decantaba por hablar de una «hemodiafiltración veno-venosa continua» y en ningún momento mencionó la supuesta infección abdominal a la que hacen referencia algunos medios locales.

El primer indicio del empeoramiento de la salud de ‘O Rei’ llegó el miércoles cuando el propio hospital informó que Pelé estaba siendo sometido a un tratamiento antibiótico intravenoso, aunque su condición era «estable». El nombrado como Mejor Atleta del siglo XX por el Comité Olímpico Internacional en 1999 había ingresado en el centro en la noche del lunes después de que unos exámenes rutinarios revelaran un cuadro de infección de orina. ‘O Rei’ había sido intervenido el pasado 13 de noviembre de cálculos renales en este mismo hospital y fue dado de alta dos días después.

Las alarmas se dispararon, sin embargo, en la tarde del jueves, cuando un boletín del Hospital Albert Einstein de Sao Paulo informó que el exfutbolista presentaba una «inestabilidad clínica». Por ello, se le trasladó a una unidad de cuidados especiales, un área previa a la de terapia intensiva.

En la noche, cuando ya circulaban miles de versiones sobre el estado de salud del mito brasileño del fútbol, el mismo centro admitió que Pelé se encontraba en la unidad de terapia intensiva y con soporte renal, aunque su estado de salud estaba mejorando. Horas antes, el propio director del prestigioso hospital donde está siendo tratado, Claudio Lottemberg, desmintió que el paciente presentara un cuadro de sepsis, una grave infección generalizada causada por la contaminación bacteriana de la sangre, en declaraciones al diario Folha de Sao Paulo. El director del Albert Einstein, sin embargo, no quiso dar más detalles de la situación del paciente por no tener la autorización de la familia.

Fue el propio Pelé quien, a través de las redes sociales, se encargó de tranquilizar a sus seguidores en la noche del jueves desmintiendo algunas informaciones proporcionadas por el mismo hospital donde ha sido internado dos veces en 11 días. «Sólo fui colocado en un cuarto especial del hospital por motivos de privacidad», afirmó en un mensaje a través de sus cuentas de Facebook y Twitter. «Gracias a Dios no es nada serio», agregó, y dijo que aprovechará los cercanos festivos de Navidad y Año Nuevo para pasar más tiempo con su familia, y «empezar el nuevo año con una salud renovada, y con muchos viajes internacionales ya planeadosK.

Quien también utilizó las redes sociales para desearle una pronta recuperación al ícono mundial del deporte fue otra leyenda viva del fútbol, el alemán Franz Beckenbauer. «Espero que mi amigo Pelé mejore pronto. ¡Rezo por él!», escribió este viernes el ‘Kaiser’, de 69 años, en su cuenta oficial de Twitter.

A su salida del hospital tras su operación hace menos de dos semanas, Pelé se mostró de muy buen humor y bajó la ventanilla para saludar a los fans que le esperaban en los alrededores. «Estoy listo para jugar mañana», bromeó el 15 de noviembre con los periodistas allí congregados.

El eterno ‘10’, que en 1.363 partidos marcó el récord de 1.281 goles, es reconocido como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Edson Arantes do Nascimento, nacido el 23 de octubre de 1940 en un hogar humilde de la ciudad de Tres Coraçoes, en el estado de Minas Gerais (sureste), logró tres títulos mundiales con la selección de Brasil (1958-1962-1970, el primero con 17 años), marcando 77 goles en 91 juegos con la camiseta auriverde.