Hoy

Ciclismo | Dauphiné

Cita de favoritos al Tour en el Dauphiné

Contador, en la Vuelta al País Vasco.

Contador, en la Vuelta al País Vasco. / Luis Michelana

  • Froome y Contador reaparecen en la prueba francesa con el fin de afinar la puesta a punto para la 'Grande Boucle'

El Dauphiné, desde este domingo hasta el 11 de junio, citará a buena parte de los favoritos al próximo Tour de Francia, como el británico Chris Froome, el español Alberto Contador o el colombiano Esteban Chaves, a menos de un mes para la salida de la 'Grande Boucle', el 1 de julio en Düsseldorf (Alemania). La carrera que recorre la zona centro-este de Francia durante ocho días marca el regreso a la competición para la mayor parte de corredores que no tomaron parte en el pasado Giro de Italia, con el fin de afinar la puesta a punto de cara a la gran cita de la temporada, el Tour.

Muchos de ellos aprovecharon el Giro para entrenarse a fondo y ahora llega el momento de mostrar el trabajo realizado. Por ejemplo, Froome, vigente ganador del Dauphiné (y del Tour), no ha vuelto a competir desde el pasado 29 de abril, lo mismo que el australiano Richie Porte. Contador no lo hace desde el 8 de abril, y en el caso de Chaves o el italiano Fabio Aru, su ausencia se cuenta en meses como consecuencia de las lesiones.

El Dauphiné se presenta como un 'mini-Tour' con terreno para todos los especialistas: un par de etapas para los velocistas (Tullins y Mâcon), una contrarreloj de 23,5 kilómetros el próximo miércoles y un final de carrera accidentado, con varias etapas de montaña en los Alpes, con el plato fuerte en la etapa con final en el Alpe d'Huez el próximo sábado, al que se ascenderá por una vertiente inédita.

Recorrido exigente

«Es un recorrido exigente con momentos estratégicos todos los días», resumió el francés Romain Bardet, una de las bazas locales y que ya acabó segundo el pasado año a sólo 12 segundos de Froome. El británico conoce bien la importancia de esta prueba, ya que cada vez que la ha ganado se ha acabado imponiendo en el Tour (2013, 2015 y 2016). Un cuarto triunfo supondría además un récord en el Dauphiné, prueba creada en 1947.

Para apoyarle, Froome contará con el potente equipo Sky, en el que tendrá como principal lugarteniente al polaco Michal Kwiatkowski, ganador de la Milán-San Remo. El Dauphiné es el último gran test antes del Tour», admite Porte, segundo en 2013. «Salgo de una concentración en altitud de dos semanas, estoy preparado lo mejor posible y aunque el Tour sea el objetivo principal, me gustaría añadir le Dauphiné a mi palmarés», reconoce el francés.

En el palmarés de la prueba figuran ciclistas ilustres como el francés Bernard Hinault (1977, 1979 y 1981) o el español Luis Ocaña (1970, 1972 y 1973), dos de los corredores que comparten récord de victorias con Froome, Miguel Induráin (1995 y 1996) o el colombiano Luis Herrera (1988 y 1991).

Su compatriota Esteban Chaves, que tras hacer podio en el Giro (segundo) y la Vuelta a España (tercero) en 2016, tendrá la ocasión en esta prueba de demostrar si se ha recuperado de la lesión de rodilla que le ha hipotecado la primera parte de la temporada y si puede ser una alternativa a Nairo Quintana como bazas colombianas para el podio del próximo Tour.