LEB ORO

Victoria de prestigio del Cáceres

Luis Parejo fue uno de los destacados del Cáceres. :: armando méndez/
Luis Parejo fue uno de los destacados del Cáceres. :: armando méndez

Los de Bohigas brindan a sus aficionados una gran noche de baloncesto tras vencer a Manresa en un ejercicio de fe en sí mismos

J. CEPEDA

cáceres. Otra noche para el recuerdo en el Multiusos. El Cáceres sacó nuevamente ayer del armario su traje de matagigantes para deshacerse con toda justicia (74-68) de un Manresa que acabó siendo víctima de su propio despliegue físico en defensa. Una propuesta que durante momentos llegó a ser asfixiante para el Cáceres, pero que a la postre mermó la lucidez de los visitantes gracias a las lecturas ordenadas desde el banquillo local.

74 CÁCERES

68 MANRESA

Cáceres
Olivier (11), Parejo (14), Ward (17), Sergio Pérez (5) y Grabauskas (6) -cinco inicial- Keshinro (5), Rakocevic (5) y Dani Martínez (11).
Manresa
Lluis Costa 10, Guillem (6), Plummer (7), Allen (11) y Trías (17) -cinco inicial- Múgica (0), Lundberg (12), Jordan (2), Dani García (0), Álvaro Muñoz (3) y Gintvainis (0).
Marcador
23-20, 35-40 (descanso), 51-52 y 74-68 (final).
Árbitros
Zamora Rodríguez y Escartí Castañeda. Sin eliminados.
Incidencias
Más de mil espectadores en el Multiusos.

En un ejercicio de regularidad y con la política de la fe en sí mismo para no desconectar del partido cuando los de Aleix Durán comenzaban a imponer su ley mediado el segundo cuarto, el Cáceres sacó una vez más fuerzas de flaqueza para firmar un triunfo fraguado en la colectividad. Y es que a nadie le quemó el balón en los minutos calientes. Además de hombres como Ward o Martínez, especial mención mereció el capitán Luis Parejo, ávido en lo personal de vivir una noche como protagonizada ayer.

EL PROTAGONISTA

Con un triple de Olivier, que puso el 46-45, el Cáceres rebasó la cifra de los 28
000 puntos en competiciones FEB.
El capitán Luis Parejo, más acertado que otras noches, volvió a recuperar las buenas sensaciones ante su público.

El Cáceres aguantó el tirón inicial de Manresa, hasta el punto de que los verdinegros llegaron por delante a los primeros cinco minutos de juego. Con Parejo de inicio, ofreciendo la misma entrega atrás que siempre y más entonado que otras noches en lo ofensivo, los verdinegros no perdieron continuidad en los diez primeros minutos de juego para marcharse con un favorable 23-20 al final del primer cuarto.

Con leoninas defensas en primera línea sobre el reconvertido base Dani Martínez, así como también en toda la cancha, Manresa quiso meter una marcha más al partido desde la retaguardia al inicio del segundo cuarto. La asfixiante presión de los catalanes originó tres pérdidas casi consecutivas a manos de un Cáceres al que por el momento le costaba encontrar alternativas ofensivas con las que hallar fisuras en su rival. Todo ello favoreció que Manresa dejase a los verdinegros en tan solo dos puntos en los cuatro primeros minutos del segundo cuarto. Para más inri, Jordi Trías continuaba haciendo gala de su insultante superioridad en varias facetas del juego. No es casualidad que el jugador interior llegase al tiempo de asueto con 21 de valoración. Bien es cierto que en la segunda mitad no estaría tan lúcido. Con todo este escenario, los de Aleix Durán comenzaron a coger tierra de por medio (26-32) a falta de cuatro minutos y medio para llegar al descanso.

Al Cáceres le costaba un mundo hilvanar cada acción ofensiva, aunque lo cierto es que los de Bohigas tampoco se dejaron ir demasiado en defensa, con una labor de contención que permitió al descanso unos dígitos todavía salvables con vistas a la segunda mitad (35-40).

Agresiva salida

La agresiva salida de los vestuarios del equipo visitante, con pólvora desde el perímetro, no hizo achantar a los verdes. Con tres triples consecutivos, uno de Sergio Pérez y dos de Pol Olivier, los de Bohigas dieron la vuelta al marcador (46-45) para deleite de sus aficionados a falta de seis minutos para el final del tercer cuarto. Pese a la leve reacción manresana, el Cáceres mantuvo íntegras sus opciones de victoria (51-52) antes de la disputa del último cuarto.

Un canasta de dos de Rakocevic volvió a colocar a los cacereños uno arriba en la primera posesión del último acto. Luego, cinco puntos consecutivos de Dani Martínez fruto de una antideportiva a los visitantes, catapultaron a los de Bohigas a seis puntos (58-52) a renglón seguido. Con diez arriba y posesión (66-56) el Cáceres entró en los últimos tres minutos de partido, pero siete puntos consecutivos de los visitantes apretaron la contienda. Al rescate salieron Ward y Parejo con sendos triples para matar el partido en el último minuto, hasta que el choque se dejó llevar hasta el 74-68 final. Novena victoria para un Cáceres que equilibra su balance entre triunfos y derrotas, presentando así credenciales para los playoffs.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos