LEB PLATA

Victoria agónica del Plasencia

Adrián Fuentes penetra ante Raieste y Dimakopoulos. :: PALMA/
Adrián Fuentes penetra ante Raieste y Dimakopoulos. :: PALMA

Logra el triunfo ante un Baskonia que desperdicia sus opciones al intentar adornarse en las últimas acciones

JUAN CARLOS RAMOS PLASENCIA.

Victoria gris, pero victoria, que es lo que cuenta. El Plasencia volvió a hacerse fuerte en casa para lograr un nuevo triunfo al abrigo de sus aficionados que le permite salir de los puestos de descenso y ponerse a un solo partido de los playoffs de ascenso. Un triunfo con muchos claros y nubes en el que hay que agradecer al Baskonia el tiro que se pegó en el pie en los últimos segundos. Con 74-75 y poco más de medio minuto para el final, Raieste pudo dejar el partido sentenciado. En vez de hacer una bandejita, quiso machacar y el balón se fue al cielo.

77 PLASENCIA

0 BASKONIA

Extremadura Plasencia
Adrián Fuentes (16), Fernando Sierra (12), Mario Álvarez (13), Aboubacar (19), Poston (6) -cinco inicial-, Bayle, Mendes, Miguel Martínez (7), Rafa Casanova (2) y Álex Galán (2).
Baskonia
Miguel González (17), Williams (4), Kurucs (10), Raieste (4), Borgignon (5) -cinco inicial-, Mulaomerovic, Ramón (2), Gluditis (23), Royo (2) y Dimakopoulos (8).
Parciales
16-16, 37-36, 60-63 y 77-75.
Árbitros
Zamora Rodríguez y Escartí Castañeda.
Incidencias
Pabellón Ciudad de Plasencia, 400 espectadores.

No cesó ahí el 'harakiri' de los baskonistas, ya que en la última posesión, con 77-75, Williams volvió a repetir el mate frustrado que hubiera forzado la prórroga. El balón salió repelido al perímetro, donde Kurucs también falló el triple ganador sobre la bocina. Por una vez, la suerte sonrió a los placentinos.

Remontándonos a cuarenta minutos atrás, no fue un partido bueno en absoluto, al menos por parte extremeña. A excepción del primer cuarto, estuvo casi todo el choque a remolque, haciendo la goma gracias a un Seydou que se exprimió casi hasta la extenuación para mantener a flote a su equipo.

El Plasencia dominó en los primeros compases, pero la entrada en juego de Kristaps Gluditis revirtió la situación. Con 16-16 se llegó al final del primer cuarto.

En el segundo, Carlos Díaz decidió dar un descanso a Seydou, pero Dimakopoulos (2,18 metros) se mostró muy superior a Álex Galán. Además, el recién llegado Michael Mendes mostró muchas carencias defensivas y el técnico sevillano solo le dio dos minutos y medio.

El que sí defendía de forma intensa era el Baskonia, favorecido por la permisividad arbitral. Ello desesperó a aficionados y los propios interiores locales, que aun así fueron capaces de irse con ventaja al descanso (37-36).

En la segunda mitad fue creciendo exponencialmente Miguel González, además del desgaste del base local Adrián Fuentes, y el Baskonia llegó a ganar por siete (52-59).

Con Seydou siendo dueño de las zonas y Mario Álvarez y Sierra acertando desde fuera, el Plasencia creyó en la victoria, que a punto estuvo de escaparse si Raieste o Williams se hubieran adornado menos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos