LEB PLATA

Varapalo al Plasencia en Morón en su partido más gris

El excacereño Marco fue el MVP del partido. :: CB MORÓN/
El excacereño Marco fue el MVP del partido. :: CB MORÓN

El equipo sevillano saca los colores al cuadro extremeño, que sigue sin encontrar jugadores que aporten desde el banquillo

REDACCIÓN PLASENCIA.

Por primera vez en lo que va de temporada, que ya ha dejado transcurrir cinco jornadas, el Plasencia ha sido incapaz de competir en un partido. La derrota del equipo placentino entraba dentro de los cálculos, pero nadie se podía esperar el tanteo final (104-71) ni la imagen ofrecida por el cuadro dirigido por Carlos Díaz.

104 CB MORÓN

71 PLASENCIA

Aceitunas Fragata Morón
Marín (16), Hinnenkamp (6), Cameron (3), Chagoyen (11), Conde (16) -cinco inicial-, Fierro (2), Jiménez (13), Marco (15), Rigó (11), Rodríguez (4) y Niang (7).
Extremadura Plasencia
XFuentes (10), Bayle, Sierra (12), Álvarez (17), Aboubacar (19) -cinco inicial-, Valge (2), Martínez (5), Peters (2) y Galán (4).
Parciales
24-19, 52-32, 78-48 y 104-71.
Árbitro
Morales García-Alcaide y Villanueva Tena.
Incidencias
Pabellón Alameda.

Una vez más, el Plasencia volvió a mostrarse como un equipo con pocos jugadores con capacidad de anotar. En esta ocasión, del grupeto de cinco de siempre (Seydou, Álvarez, Fuentes, Sierra y Galán) se cayó Galán (cuatro puntos) y no se sumó nadie nuevo. Si acaso, Miguel Martínez con cinco.

El partido en su primer cuarto no hacía presagiar este resultado final, al menos de un tanteo tan abultado. Pero sí que es cierto que el 24-19 de los diez minutos iniciales bien pudiera parecer engañoso. El Extremadura Plasencia no se sintió a gusto en ningún momento y solo una sucesión de antideportiva y falta personal (seis tiros libres seguidos) permitió que el Morón no se llevara un marcador más llamativo al intervalo.

En el segundo cuarto el Morón aprovechaba las grandes defensas de Cheick, Waly y Hinnenkamp, que apagaron las luces en ataque a un Plasencia que ya de por sí ni tenía recursos en ataque a excepción de lo sempiternos Fernando Sierra, Adrián Fuentes y Seydou Aboubacar, ni predisposición en defensa. En este sentido, fue llamativa la falta de intensidad la falta de concentración y de tensión para cerrar el rebote.

En los minutos previos al descanso, el juego del Plasencia se convirtió en un completo caos, donde cada jugador hacía la guerra por su cuenta, mientras que el Morón jugaba en modo 'showtime', con Marco rememorando sus tiempos dorados en el Cáceres. La ventaja se disparaba al descanso hasta el 52-32.

En el tercer periodo Morón puso la puntilla y sacó los colores a su rival. Un 10-0 firmaba en el marcador un escandaloso 78-42. Los de Rafa Rufián no quisieron levantar el pie del acelerador hasta el final y terminaron con un +33 en el marcador (104-71), superando por primera vez los 100 puntos desde que el equipo sevillano está en LEB Plata.

Fotos

Vídeos