LEB ORO

Triunfo de oro del Cáceres

Rakocevic penetra a canasta ante la defensa de Lorenzo. :: Á. Larretxi/
Rakocevic penetra a canasta ante la defensa de Lorenzo. :: Á. Larretxi

El equipo de Ñete Bohigas sella la permanencia con un dominio aplastante en la cancha de Araberri

OPTA VITORIA.

El Cáceres aplastó a Araberri para certificar su permanencia un año más en LEB Oro. El partido estuvo dominado por los de Ñete Bohigas desde el principio con tres nombres claves. Primero el de Rakocevic con un acierto espectacular con dos primeros cuartos brillantes y el último para cerrar el choque. No supieron pararle y no pudieron defender bien las entradas del jugador del equipo cacereño. Como dirección de juego, muchas asistencias y robos, destaca Guillermo Corrales para dirigir el equipo con maestría para evitar que Araberri pudiera hacer su juego habitual: campo abierto y contragolpe. Por último, Grabauskas, gracias a un gran juego por dentro encontrando facilidad para ello. Se notó la ausencia de Mitrovic, un jugador que estaba haciendo las cosas bien para los locales.

78 ARABERRI

91 CÁCERES

Sáenz Horeca Araberri
Alec Martin Winterin (16), John Andrew Dee (18), Kedar Jamal Edward (18), Federico Ucles (8), Jhonatan Andrés Araujo (10). También jugaron Jabulani Jabari, Martín Buesa, Adam Pechacek (2), Daniel Lorenzo (5) y Leo Cizmic (1).
Cáceres Patrimonio
William Harold James (11), Robertas Grabauskas (14), Guillermo Corrales (12), Rolandas Jajstas (6) y Nikola Rakocevic (19). También jugaron: Pol Olivier Cañadell (2), Sergio Pérez (14), Abdul-Azeze Olajide (2) y Luis María Parejo (11).
Parciales
18-27, 22-21, 22-23 y 16-20.
Árbitro
Germán Francisco Morales Ruiz y Joaquín Lizana Moreno.
Incidencias
Polideportivo Mendizorroza. 1.000 espectadores.

En el primer cuarto, destacó la maestría de Corrales en el Cáceres a la hora de iniciar y dirigir cada una de las jugadas iniciadas por el equipo de Bohigas. Uno de los principales momentos del primer periodo fue tras un parcial de 0-7 para el conjunto cacereño a falta de 4 minutos para el final. Tanto en el primero como en el último cuarto, hubo canastas cruciales de Sergio Pérez cuando Araberri amenazaba con acercarse.

Cuando comenzó el segundo cuarto, nada parecía indicar que, una vez más, Rakocevic se encargaría de llevar la voz cantante de su equipo, siendo vital en ataque para el Cáceres. Araberri solo se basaba en Winterin y comenzó a cometer muchos fallos con el paso de los primeros minutos del segundo cuarto. Los jugadores de Antonio Pérez pasaban poco el balón y con poco acierto.

A falta de 2:56 para el final, el luminoso marcaba 31-44 y el Cáceres pudo realizar un parcial de 0-10 para matar, relativamente, el partido. Sin embargo, el descanso llegó con 44-48 después de que el equipo vasco pudiera despertar a tiempo para intentar, a duras penas, acercarse al poderío del cuadro extremeño.

Tras el paso por vestuarios, el Araberri comenzó con mucha fuerza el tercer cuarto y parecía que podía sonar la campana, pero Guillermo Corrales, una vez más, apareció para ser vital en el equipo de Antonio Bohigas y mantener al Cáceres vivo en la pelea. Los triples caían a favor de los locales, pero Sergio Pérez y Corrales se reafirmaron como piezas clave en el esquema y pudieron poner un parcial de 0-6 a falta de 4 minutos para el final del periodo.

Los de Antonio Pérez no se vinieron abajo y le devolvieron el parcial con dos triples de Winterin para empatar el partido a 59. A pesar de los esfuerzos del Araberri para llevarse el partido, Grabauskas hizo acto de presencia para poner un 0-8 y terminar el tercer cuarto con un marcador de 62-71 que daba aire a la escuadra visitante.

Ya en el último cuarto, el Araberri volvió a salir con aires de superioridad y creyendo fervientemente en su posibilidad de vencer al equipo cacereño. Sin embargo, Sergio Pérez volvió a levantar al Cáceres hasta que los de Antonio Bohigas pudieron desarrollar una gran habilidad en defensa. El partido se afeó cuando faltaba minuto y medio para el final y un resultado de 74-85. Rakocevic y Araújo comenzaron un rifirrafe y se produjo una falta técnica que prácticamente sentenciaba el partido a favor de los cacereños.

En definitiva, victoria trabajada para el Cáceres, que jugó como quiso y cuando quiso gracias a un Guillermo Corrales que estuvo espectacular sobre el parqué. Entre él y Rakocevic, la victoria del equipo de Antonio Bohigas fue más que posible, provocando que el Araberri se quede casi sin opciones para disputar el playoff.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos